Bebe, bebe, el Néctar de mi Madre

Fragmentos de la obra Drink, Drink, My Mother's Nectar
por Sri Chinmoy

Esta obra examina la relación de Ramakrishna y su discípulo Naren, quien es transformado por el constante amor de su maestro en el gran Swami Vivekananda.

La escena siguiente captura la esencia de esta relación.

(Noche. Thakur está caminando en el bosquecillo de Panchavati bajo los árboles en un estado meditativo. Entra Hriday.)

HRIDAY: Vámonos a casa tío. Hace frío, y el viento sopla muy fuerte. Veo que se está formando niebla. No te estás cuidando.

THAKUR: Ve tú. Yo iré en seguida.

(Sale Hriday)

(Thakur medita. Vuelve a entrar Hriday.)

HRIDAY: No te retrases, tío, no vengas tarde. Te olvidas de todo, y después quien sufre soy yo.

THAKUR: ¿Qué puedo hacer? Mi Madre me ha llamado aquí. En cuanto me pida que vaya a casa, lo haré. ¿Crees que yo no sufro cuando te hago sufrir por mí?

HRIDAY: Me voy, pero no te retrases.

(Sale Hriday)

THAKUR (para sí mismo): La síntesis de todas las religiones, la unión del Este y el Oeste, la dedicación de uno mismo, el sacrificio de uno mismo: todo esto son grandes, grandes palabras, grandes teorías, grandes ideas, grandes ideales. Pero ¿dónde están, Madre? Madre, me estás hablando de todas estas cosas. Son ideales de una gran altura pero, ¿dónde están tus soldados dedicados? Madre, tú nunca me mientes. ¿Dónde están? ¿Dónde están tus hijos elegidos? Oh hijos elegidos de mi Madre Kali, mi corazón clama por vosotros. Venid, venid. Haced el trabajo de la Madre. Tenéis que colmar a la Madre. Tenéis que manifestar a la Madre en la Tierra.

(Entra Naren.)

THAKUR (lleno de afecto y amor): Ah, Naren, has venido. Has venido a mí después de tanto tiempo. He estado hablando con personas mundanas durante tanto tiempo. Me he quedado prácticamente sordo de oír las quejas y la charla sin aspiración de gente ordinaria. La gente está arrojando todos sus deseos mundanos en mí. Ahora no tengo a nadie con quien poder hablar sobre mi vida interna. No tengo a quien contarle lo que está pasando en mi corazón. Naren, dime, ¿cuando vas a venir otra vez?

NAREN: En cuanto tenga una oportunidad volveré. ¿Por qué piensas tanto en mí? ¿Por qué le hablas a los demás todo el tiempo sobre Naren, Naren, Naren? ¿No conoces esa historia de los Puranas acerca del rey Bharata, que pensaba siempre en su ciervo, y entonces en su siguiente encarnación se convirtió en un ciervo?

THAKUR: Tienes razón. Pero ¿qué puedo hacer? No puedo alejar mi mente de ti. Pienso en ti todo el tiempo. Cuando no te veo, me siento desgraciado. (Cierra los ojos y habla con la Madre Kali) Madre, escucha lo que Naren me está diciendo. (Tras unos momentos abre los ojos y habla a Naren) No te haré caso. No estás diciendo lo correcto. Madre dice que yo te veo como Narayan, te veo como la encarnación de Dios. El día en que no te vea como la encarnación de Dios, ni siquiera te miraré a la cara.

NAREN: Si eso es cierto, ¿por qué me has ignorado durante tanto tiempo? He venido a ti y me has evitado, me has ignorado sin piedad. Me has mostrado tanto desprecio las últimas veces...

THAKUR: Madre, Madre, ¡escucha a este compañero! (A Naren.) ¿Puedo yo evitarte? ¿Puedo yo ignorarte? ¿Puedo mostrarte desprecio? ¡Imposible! Tú no sabes; tú no puedes sondear mis funcionamientos internos Naren, dime una cosa. De acuerdo, no he sido agradable contigo. He sido muy descortés, muy rudo. Entonces ¿por qué sigues viniendo a mí?

NAREN: Vengo aquí para escucharte. Te adoro. Te venero. Quiero verte, Thakur, incluso aunque seas descortés conmigo. Amo tu presencia. Amo tu estado de ánimo meditativo. Amo tu trance. Amo todo lo que haces porque te amo a ti.

THAKUR: Hijo mío, he estado poniéndote a prueba. Quería ver lo que sucedería si no te mostrase mi afecto y amor –si te quedarías conmigo o no. Eres el único que puede soportar tal indiferencia y desdén por mi parte. Si hubiera tratado así a otra persona, no habría venido a mi casa más. Nadie más se habría quedado conmigo. Quienquiera que hubiese recibido ese tipo de trato por mi parte, me habría odiado hasta el fin de su vida.

NAREN: El que me haya quedado, se debe totalmente a tu compasión, a tu amor. Tú sabes que mi enfado es de lo más rápido. Pero tú me diste cobijo en tu corazón. Tú me trajiste a tu alma y me hiciste tu hijo verdadero.

THAKUR (sonriendo): Naren, yo tengo poderes ocultos, abundantes poderes ocultos, todos los poderes ocultos. Pero ¿qué hago yo con ellos? Ni siquiera llevo vestidos. ¿Quién va a usar estos poderes? Estoy pensando en decirle a la Madre que me gustaría dártelo todo, todos mis poderes ocultos. Tienes mucho trabajo que hacer para la Madre. Si te doy estos poderes serás capaz de trabajar muy eficientemente para el mundo. ¿Qué te parece esta idea?

NAREN: Dime, por favor, ¿me ayudarán estos poderes ocultos a realizar a Dios?

THAKUR: No, no pueden ayudarte a realizar a Dios. Pero cuando comiences a trabajar para Dios, te serán de gran ayuda.

NAREN: Entonces no los quiero. Primero quiero a Dios. Después de la realización de Dios, está en tus manos y en las de Dios el darme poderes ocultos.

THAKUR: Excelente, excelente. Oh, mi Naren, ¿quién más hay como tú? ¿quién está libre de codicia sino tú? La mayoría de los buscadores claman por el poder oculto, pero yo estoy deseoso de darte mi poder oculto y tú no lo quieres. Quieres a Dios, hijo mío, no el poder oculto, y Dios es lo único que todos necesitamos.

(Entran Rakhal, Baburam y Tarup. Se inclinan ante Thakur.)

THAKUR: Se ha de ser cien por cien devoto a Dios como Naren. Sólo entonces se puede realizar a Dios.

RAKHAL: Lo sé. Su sinceridad me ha impresionado enormemente. Mi hermano es todo amor por ti, todo amor por Dios. ¿Puedo hacerte una pregunta hoy?

THAKUR: Por supuesto, por supuesto. Si no respondo a tu pregunta ¿a quién voy a responder?

RAKHAL: Por favor dime cual es la esencia de la filosofía Vaisnava.

THAKUR: La filosofía Vaisnava es muy simple. Ama a la humanidad y sirve a la humanidad: esta es la filosofía.

RAKHAL: Por favor, explícamelo más. No me ha quedado claro.

THAKUR: Recuerda el nombre de Dios. La Verdad y el poseedor de la Verdad son uno. El Señor Krishna y su verdadero devoto son uno. El mundo entero del devoto no es otra cosa que el Señor Krishna. Es Krishna quien ha llegado a ser todo para él. Esto es lo que un Vaisnava real piensa y cree, y es absolutamente cierto. Tenemos que mostrar compasión por todos los seres humanos. (Se detiene.) No, estoy equivocado. ¿Quienes somos nosotros para mostrar compasión por todos los seres humanos? Somos más débiles que las hormigas. ¿Qué derecho, que capacidad tenemos para ayudar a la humanidad? Tenemos que servir a todos los seres humanos y saber que entonces estamos sirviendo a Dios, puesto que todos ellos son manifestaciones de Dios. Esta es la actitud correcta. Tenemos que servir a todos los seres humanos, sabiendo y sintiendo que todos son manifestaciones de Dios.

TARUP: Por favor, dime cómo puedo tener pureza.

THAKUR: Ama a la humanidad y sirve a la humanidad tan devotamente como puedas. Entonces tendrás pureza automáticamente. Tienes que ver a Dios en cada ser humano. Sólo entonces tendrás devoción. Y cuando tienes devoción, devoción real hacia Dios, tu corazón será puro.

NAREN: Si alguna vez Dios me da la oportunidad y la capacidad, predicaré ante el mundo entero. Hablaré al mundo entero, al rico y al pobre, los Brahmines y los Chandalas oirán de mí tu mensaje. Quiero ofrecer tu mensaje al mundo entero. Por favor, bendíceme para que mi deseo se cumpla.

THAKUR: Mi bendición ya está ahí. Es para vosotros, para todos vosotros. Ha estado vertiéndose sobre vosotros durante los últimos años. La Madre está haciendo su propio juego en y a través de todos vosotros. Todos vosotros sois, simplemente, instrumentos de la Madre.

(Entra Hriday.)

HRIDAY: Tío, no puedo aguantarte más. No puedo. Te has vuelto realmente loco. Ahora sé que sufrirás por este frío y yo sufriré aún más.

THAKUR: Oh, se me había olvidado. Hriday, perdóname, perdóname. Venid, venid todos, venid.

(Salen todos excepto Naren, el cual se sienta en el suelo y canta con las manos juntas.)

Jago amar swapan sathi
Jago amar praner pran
Jago amar chokher jyoti
Rishi kabi murtiman
Jago, jago, jago
Jago amar bishwal hiya
Byapta jaha hiranwamoy
Jago amar sei chetana
Bishwatite shesh ja noy
Jago, jago, jago
Jago amar dhyani-swarup
Jago amar baddhwa jib
Sarba jiber tandra tuti
Jago amar mukta shib
Jago, jago, jago

(Levanta, despierta, Oh amigo de mi sueño.
Levanta, despierta, Oh respirar de mi vida.
Levanta, despierta, Oh luz de mis ojos.
Oh poeta-visionario en mí,
manifiéstate en mí y a través de mí.
Levanta, despierta, Oh inmenso corazón dentro de mí.
Levanta, despierta, Oh conciencia mía,
que siempre está trascendiendo el universo
y su propia vida del Más Allá.
Levanta, despierta, Oh forma de mi meditación
transcendental.
Levanta, despierta, Oh divinidad ceñida a la humanidad.
Levanta, despierta, Oh Liberador de mi corazón, Shiva,
y libera a la humanidad de su sueño de ignorancia.)