El silencio pregunta y responde

En cierta ocasión Bijoykrishna fue a visitar a Ramdas Kathya Baba cuando este dirigía una reunión. Los discípulos estaban haciendo preguntas al Maestro pero Bijoykrishna quedó en silencio. Cuando iba a marcharse, los discípulos de Kathya Baba le dijeron: “Has hecho todo el viaje desde un pueblo tan lejano para ver a nuestro maestro. ¿No tienes nada que preguntarle?”

Bijoykrishna dijo: ¨Le he preguntado muchas, muchas cosas. Él me las ha contestado todas internamente”.

Ramadas sonrió y dijo: “Es absolutamente cierto”.


Comentario:

Cuando el silencio pregunta y el silencio responde, tanto la pregunta como la respuesta son de lo más poderoso, porque la pregunta y la respuesta comenzaron su viaje en el corazón-silencio y terminaron en el corazón-silencio. Cuando la pregunta y respuesta no son del mundo del silencio y no están en el mundo del silencio, la mente quiere añadir algo a la pregunta y a la respuesta. Lo que la mente añade no es más que dubitativa, indecisa y desalentadora realidad-existencia. Cuando la mente está implicada, la experiencia-realidad no es ni puede ser espontánea; por tanto, es infinitamente inferior a la realidad-existencia que vive en el corazón, con el corazón y para el corazón. En el corazón la espontaneidad siempre reina suprema.