Inmortalidad

Siento en todas mis extremidades Su Gracia ilimitada;
brilla blanca la Verdad de vida dentro de mi corazón.
Mi alma escala ahora las alturas secretas de Dios;
Ningún pesar, ni sombrío tormento, ni muerte ante mi visión.

Ni días ni noches mortales pueden turbar mi calma;
una Luz arriba sostiene mi alma secreta.
De mis profundidades las dudas con dolor son disipadas,
Mis ojos de luz perciben mi atesorada Meta.

Aunque vivo en el mundo, estoy por encima de su aflicción;
habito en un océano de libertad suprema.
Mi mente, un núcleo de infinitos pensamientos del Uno;
la vasta bóveda de estrellas abraza la paz de mi Alma.

En el tiempo veloz se hallan mis días eternos,
toco en Su Flauta de rapsodia.
Las acciones imposibles no lo parecen más,
en las cadenas del nacimiento brilla la Inmortalidad ahora.


De 'Mi Flauta', Sri Chinmoy