Me inclino a Ti

Me inclino a Ti, ¡Oh Avatar de la era!

¿Me darás el derecho a venerarte

tocando Tus Pies de Loto?

¡Oh poeta-visionario, Oh amor encarnado!

De cientos de maneras Te llamo,

en cientos de formas Te pinto,

incontables veces me inclino a Ti.

Oh manos que atraen la liberación de la humanidad,

ofreced Vuestro caudal de Néctar,

y barred la oscura desgracia de la muerte.

Me inclino a Ti, ¡Oh Avatar de la era!