En las profundidades de mi corazón

En las profundidades de mi corazón
el ave azul sonríe y el ave azul juega.
El festival de la forma-refulgente y el deleite celestial
está invitando a todos.
El sol, la luna, las montañas y el océano,
todos han venido.
Hoy atenderemos
a la llamada de la Infinitud.
Correremos hacia la Infinitud.
Justo ante nosotros, la escalera de Luz.
Nuestros corazones se han convertido en la flor de Luz divina.
Somos la esperanza de nuestro Señor Supremo.
El Creador del mundo no es otro que nuestro amor.