Setenta y Siete Mil Arboles de Servicio

Los aforismos siguientes forman parte de la serie "Setenta y Siete Mil Arboles de Servicio".


Sólo hay una manera
de llegar al destino:
comenzar.


Todo lo que necesitas
quizá no esté delante a ti
o a tu alrededor,
pero todo lo que necesitas
está ciertamente dentro de ti.


Si podemos iluminar la mente,
en virtud de nuestras oraciones
y meditaciones,
sus capacidades serán inimaginables.


El amor es algo
que nunca se interesó en aprender
a juzgar a nadie.


Si puedes crear armonía
en tu propia vida,
esta armonía entrará
en el vasto mundo.


Es mejor
cometer errores
que yacer inactivo.


Enriquece las vidas de los demás.
¡Mira!, tu corazón se ha vuelto
infinitamente rico.


Una vida feliz es la indicación clara
de una mente adiestrada
y pensamientos disciplinados.


Cuando llegues a ser
el fervor de tu corazón,
el mundo entero te amará
mucho más de lo que te imaginas.


La humanidad me ha dado
pesadas cargas,
pero Dios me ha dado
dos fuertes hombros.


Nuestro persistente poder de determinación
puede domar fácilmente
a todos nuestros descarriados y renuentes pensamientos.


Oh buscador,
no estés condenado a la desilusión.
¡Mira!, el soleado cielo de tu alma
está haciéndote señales.


¡Optimismo, optimismo!
Mantén un profundo optimismo.
Inclínate hacia tu Meta futura.
Tu Meta no te fallará,
y tú no le fallarás a tu Meta.


El alma sale a la superficie
y le dice a la mente-oscuridad:
"¡Ven a casa, ven a casa!
He estado esperándote
durante tanto tiempo".


No es fácil,
pero debemos adiestrar y entrenar
a nuestros viejos y reacios pensamientos
para una vida superior
y un logro más enriquecedor
en el mundo interno.


Toma cada momento para transformar
lo no-divino en lo divino
y lo divino en lo perfecto.


Yo creo en
la mágica transformación
de la vida:
podemos establecer la unidad universal
mediante nuestra oración y meditación.


¿Quieres ser feliz?
Entonces obliga a tu mente a estar
dentro del respirar de tu corazón.
Esta es la única manera
de mantenerte feliz.


Tengo la determinación
de hacer pedazos el orgullo
de todas las cualidades negativas
que me torturan día tras día.


¿Quieres ser feliz,
realmente feliz?
Entonces simplemente
piensa menos,
un poco menos,
en tu vida externa,
y vive más,
un poco más,
en tu vida interna.


¡Créeme, oh buscador!
Cuando sonríes,
todo tu veneno de negatividad desaparece
en un abrir y cerrar de ojos.


Finalmente, me he unido a Dios
para verlo y sentirlo todo
con amor.


Sin duda triunfaremos en la vida,
si consideramos cada dificultad externa
como una oportunidad.


El sol brilla
en todas partes,
sin embargo, la mente humana
permanece apagada.


La vida humana en mí
tiene que aprender
muchas cosas divinas.


No hay forma
de lograr la bondad
sin ofrecerla primero.


Las ventanas de nuestra mente
han de ser limpiadas cada día
si queremos ver la verdad a través de ellas.


La experiencia del éxtasis de Dios
no cuesta nada.
Sólo necesita el esfuerzo.


Analizándote constantemente,
tan sólo estás paralizando
tu mente.


Deja tras de ti
no tus palabras
sino tus hechos para la humanidad.


Todos vivimos una vida de imperfección.
Por consiguiente, nuestra vida
necesita
constante reparación.


Mejorarse uno mismo
significa ser
un buen ciudadano del mundo.


Lo que la mente tiene
no es más
que una fluctuante lámpara
de razón.


Ser un buen ciudadano del mundo
significa que no sólo soy para mí mismo;
soy también para el resto del mundo.


Si no me acepto
como algo imperfecto,
¿Cómo voy a trascender
mis limitaciones?


Nos olvidamos de recordar a Dios.
En consecuencia, nuestra vida en la Tierra
permanece sin inspiración, sin iluminación
y sin satisfacción.


Para ayudar a otros a ir
en la dirección correcta,
primero debemos ir nosotros
en esa dirección.


La vida está vacía
porque no nos atrevemos a mirar
profundamente dentro de nosotros.


La vida no tiene límites.
Es la mente quien crea
los llamados límites de la vida.


¡Ay!, estamos rogando a nuestra mente infeliz
que nos haga felices.
Llamemos a la puerta de nuestro corazón,
la puerta correcta
que nos puede hacer y nos hará felices.


Cuando apreciamos las buenas cualidades
en la altura y la profundidad de un país,
su alma obtiene la fuerza interna
para despertar de nuevo
a los miembros de su propia familia:
sus habitantes.


Atesoro mis logros
sólo cuando estos
hacen prosperar a otros.


La capacidad externa
viene del conocimiento
de la necesidad interna.


Si podemos todos llegar a ser
buenos ciudadanos del mundo,
entonces el rostro y el sino del mundo
cambiarán de la noche a la mañana.


Haz emerger tus capacidades ocultas,
no sólo para hacer algo grande,
sino también para llegar a ser alguien bueno.


Si tu fuerza de voluntad concentrada
está enfocada en tu destino,
ciertamente alcanzarás el objetivo.


¡Concéntrate, concéntrate!
Los pensamientos desalentadores,
destructivos e inoportunos
serán incapaces de capturarte.


Cada segundo,
vas a perder
o vas a hacerte merecedor
de una oportunidad dorada.


Si eres sabio,
harás todo lo que puedas para agarrar
cada oportunidad que Dios te dé.


¿Por qué jugamos a deportes?
Para desarrollar el sentimiento de camaradería;
para servir a la humanidad.


¿Por qué miramos los deportes?
Para recibir inspiración, entusiasmo,
alegría y coraje.


Cada religión
es una rama distinta
del mismo árbol de la vida.


Mi oración y meditación
me han hecho comprender
que el amor a Dios
es la única religión.


Si verdaderamente amamos a Dios,
apreciaremos todas las religiones
en las profundidades de nuestro corazón.


El mundo es de hecho una familia –
hermanas y hermanos
con el mismo Padre: Dios.


El mundo es de hecho una familia –
nombres y rostros distintos,
pero todos son hijos de Dios


Todos somos hojas, flores y frutos
en las distintas ramas-religión
del árbol de la vida sin nacimiento ni muerte.


Interesémonos en amar a Dios
y no nos preocupemos acerca de
qué religión es la mejor.


Si amo a Dios verdaderamente,
voy más allá de las fronteras
de la religión
y siento la unidad
con todos lo hijos de Dios.


Si el mundo va a cambiar,
primero tendremos que cambiar nosotros
en nuestros corazones.


Después de muchos, muchos años de siglos,
la humanidad llegará a comprender
que sin la luz
no puede haber verdadera satisfacción.


¿Cuánto tiempo puede el mundo negar la luz?
llegará el día en que el mundo
estará harto de su oscuridad.


Si ofrecemos a los demás atención
y compasión,
su buena voluntad sólo puede acelerar
nuestro propio progreso.

Páginas relacionadas

Sri Chinmoy Library
Referencia online para más de 1100 libros publicados por Sri Chinmoy. Incluye poesía, teatro, relatos, preguntas y respuestas.(en inglés)