Preguntas de atletas de élite

Craig Virgin
(Campeón de América en 10,000 m, dos veces Campeón del Mundo de Campo a través, mejor maratón en 2:10)

Pregunta: ¿Cómo puedo tratar con la presión de ganar o, por otra parte,  la decepción de perder, en una competición deportiva?

Sri Chinmoy: Puedes manejar la presión de ganar si, algunos días antes de la carrera o incluso justo antes de  tomar la salida, te puedes imaginar el placer de regocijarte en tu victoria. La imaginación no es un pensamiento ilusorio; no es una realidad sin fundamento. La imaginación es la realidad misma en otro mundo. La hacemos bajar a este mundo igual que bajamos las frutas de un árbol.

Para tratar con la decepción de perder, debes preguntarte a ti mismo si la mente está decepcionada o el corazón está decepcionado. Te darás cuenta de que es tu mente la que está decepcionada, y no tu corazón. La mente crea división; la mente es la división misma, y la división es otro nombre del dolor, el dolor devastador. El corazón, por otro lado, crea unidad; de hecho, el corazón es la unicidad misma, y la unicidad es otro nombre de la alegría, la alegría espontánea.  Cuando vives en tu corazón, aunque tu peor rival gane la carrera, no te sentirás desgraciado. Para tu gran sorpresa, descubrirás que su alegría muy inconscientemente e inesperadamente entrará en ti y ensanchará tu corazón. Entonces sentirás casi la misma alegría que siente el ganador. 


Eammon Coghlan
(Irlanda, Finalista Olímpico  de 1500 m, en 1976 y 1980, en cada caso 4ª posición; récord mundial de la Milla en pista cubierta)

Pregunta: En una final Olímpica, diez competidores están alineados en la carrera. Todos ellos están al 100% de su preparación física. ¿Qué hace falta para que uno sea superior a los otros?

Sri Chinmoy: No es tan sólo una cuestión de suerte, puesto que hay dos maneras de llegar a ser ganador: una manera es concentrarse en cada corredor y, como un imán, atraer hacia uno mismo la fuerza de voluntad que cada uno tiene y casi vaciarlos de su fuerza de voluntad o energía vital. Esto se llama puro poder de determinación. El león-determinación devora a los animales más débiles. 

La otra manera es identificarse con las fuentes de la máxima velocidad y resistencia. Aquí uno conscientemente se une con las realidades superiores que son invisibles, pero infinitamente más veloces y fuertes que las realidades externas o las capacidades externas.

Si un corredor es un consciente buscador de la Verdad y amante de Dios, adoptará el modo interno y no el modo externo. El modo externo es el modo del león: rugiendo y devorando a los rivales.


Don Kardon
(USA, Presidente de la Asociación Road Racing Athletes; 4º puesto en el maratón Olímpico de 1976 en Montreal)

Pregunta: ¿Por qué cree usted que los corredores pueden lograr una especie de estado meditativo mientras corren?

Sri Chinmoy: Concentración y meditación son miembros de la misma familia. Cuando un corredor enfoca toda su atención en una carrera en particular, está en condiciones de liberar su mente de distracciones inoportunas. Aquí, laaguzada concentración abre el camino para una más profunda conciencia meditativa.


Franco Columbo
(Body-Building: Mister Mundo, Mister Universo y dos veces Mister Olímpia)

Pregunta: ¿Qué importancia tienen los ejercicios de estiramiento de yoga para la mente?

Sri Chinmoy: Si uno está practicando ejercicios de estiramiento creyendo que podrá conseguir paz mental, se equivoca por completo. No importa cuantos ejercicios de estiramiento haga, no importa cuantas horas practique, uno no puede lograr así la paz mental. La paz mental sólo viene de la propia vida de oración y vida de meditación. Tengo algunos estudiantes que son sumamente buenos haciendo ejercicios de estiramiento. Pero desafortunadamente, sus mentes pueden vencer con facilidad a un mono en inquietud. Así pues, si un bodybuilder o un levantador de pesos quiere tener paz mental, ha de ser un amante de Dios consciente y devotamente.


Dick Beardsley
(USA, Ganador del Maratón Londres en 1981 con 2:11, 2º puesto en Boston 1982 con 2:08:53)

Pregunta: Yo corrí un maratón en 2:08:53 con una preparación de carrera en asfalto básicamente. ¿Mejorarían mis oportunidades de estar en el equipo olímpico de 1984 si entreno y corro los 10.000 metros en pista?

Sri Chinmoy: Desde luego que mejorarás tu tiempo de maratón si correr los 10.000 metros en la pista. Correr es un asunto físico, un asunto mental, un asunto filosófico y un asunto del Más Allá.
En el aspecto físico, nadie podrá decirte más de lo que ya sabes.
En el aspecto mental, si te acostumbras a correr distancias más cortas, puede ayudarte realmente. Cuando estás corriendo un maratón, mentalmente intentas sentir que estás corriendo sólo veinte kilómetros en lugar de cuarenta y dos. Si puedes convencer a la mente de esto, y la mente puede convencer al cuerpo de que está corriendo sólo veinte kilómetros, será una gran ventaja para ti. No es una alucinación mental. Un nuevo descubrimiento ha amanecido en la mente y la mente se lo está pasando al cuerpo. Tanto la mente como el cuerpo tendrán que actuar juntos a fin de alcanzar la meta final. 

En el aspecto filosófico, has de sentir que tus problemas son tan insignificantes como hormigas y no prestarles atención. Has tenido problemas con perros, vacas, charcos y obstáculos de todo tipo en la carretera. Deberías tomarte estos problemas filosóficamente. Aunque esas cosas son extremadamente desafortunadas y desalentadoras para un gran corredor como tú, has de sentir que son casi parte integral de la vida de un corredor. Si puedes verlo de esta manera, entonces cuando el desaliento y lafalta temporal de entusiasmo te ataquen, en ese momento puedes también superar estos obstáculos.

Finalmente, si puedes pensar que por medio del correr estás haciendo algo que tiene una conexión directa con el siempre trascendente Más Allá, que está mucho más allá del dominio de la mente física ceñida a la tierra, entonces obtienes una tremenda inspiración. Esta inspiración encarna una fuerza adicional, una alegría adicional y una sensación de satisfacción adicional.


Mary Slaney-Decker
(Atletismo: Récord mundial y dos veces medalla de oro en los campeonatos del mundo de 1983)

Pregunta: ¿Cuán justo es saber que otras atletas femeninas, gracias a las drogas, tienen una ventaja química sobre sus contrincantes, y cómo puede una atleta natural como yo justificar el uso de los rankings mundiales sabiendo que otras atletas que usan sustancias químicas están consistentemente por encima de las llamadas atletas naturales en esos rankings?

Sri Chinmoy: A veces es bueno y necesario saber lo que otros están haciendo. Si uno es corredor, eso puede alentar el propio espíritu competitivo. Pero también, a veces es un gran obstáculo cuando sabemos lo que otros están haciendo. Nos confunde y, al mismo tiempo, no tenemos intención de adoptar sus métodos. En casos así, es siempre bueno tener confianza en nuestras propias habilidades naturales.

La naturaleza encarna la energía cósmica. esta energía cósmica es infinitamente más fuerte que cualquier sustancia química hecha por el hombre. Esta energía viene desde la Fuente última y nos conduce hacia la Fuente última mientras nos colma y nos satisface a lo largo del camino. Las sustancias químicas y otras cosas artificiales  fracasarán en última instancia, porque son antinaturales, Cualquier cosa antinatural es como un globo. Por un rato nos deslumbrará y dejará perpleja nuestra mente humana, pero antes o después explotará.


Greg Meyer
(USA, Ganador del maratón de Boston 1983 en 2:09; récord USA de 15km y 20km)

Pregunta: ¿Por que obtengo más satisfacción de entrenar que de correr?

Sri Chinmoy: Obtienes más satisfación de tu entrenamiento que de tu competición porque cuando entrenas estás más unido con tu vida interna, la cual encarna satisfacción infinita. Cuando corres, estás compitiendo con los otros porque quieres vencerles. El espíritu desafiante de la competición sufre a menudo de ansiedad, preocupación, duda, indecisión y decepción. Sin embargo, cuando sólo estás practicando, estás actuando ante los "miembros" más íntimos de tu familia: cuerpo, vital, mente, corazón y alma. De hecho, estos íntimos miembros de tu propio ser están practicando contigo. Es totalmente un entretenimiento familiar. Mientras practicas, estás trabajando de una forma consciente para trascender tus capacidades. En ese momento estás escuchando el mensaje del siempre trascendente Más Allá, y el mensaje mismo es satisfacción completa. Pero cuando compites contra otros, estás más preocupado por la victoria que por la auto-trascendencia. Por esonaturalmente la indecisión, la ansiedad y la duda tienen acceso libre a tu corazón y a tu mente, y tú no tienes ni puedes tener satisfacción. 


Rod Dixon
(Ganador del Maratón de Nueva York, Bronce en 1500 m. en los Juegos Olímpicos de 1972, 4º puesto en 5000 m. en los Juegos Olímpicos de 1976)

Pregunta: ¿Estoy siendo poco razonable al esperar que mi familia entienda mi urgencia física de proseguir mi vida de corredor? Quiero complacer a mi familia, pero también quiero complacer a mi carrera atlética.

Sri Chinmoy: Eres un gran corredor. Has logrado ya glorias asombrosas en tu carrera atlética. Con objeto de lograr tan sublimes alturas en el mundo del correr, has hecho tremendos sacrificios, y los miembros de tu familia han hecho también tremendos sacrificios. Este tipo de sacrificio mutuo no es de ninguna manera una indicación de tu negligencia hacia tu familia. En el curso de pensar en lo Último o meditar en lo Último, a lo largo del camino haces aparentes sacrificios. Tienes que saber que finalmente esos sacrificios mismos se convierten en una fuente de satisfacción iluminadora. O palidecen hasta quedar  insignificantes cuando eres repetidamente coronado con triunfos Himaláyicos.

Con sus corazones humanos, los miembros de tu familia  inmediata quieren poseerte y tenerte todo el tiempo a su alrededor. Tu afecto y amor por ellos y su afecto y amor por ti significa todo para ellos. Tal vez tus laureles atléticos son secundarios para ellos.

Pero también, cada uno de estos mismos miembros de tu familia tiene un corazón divino. A diferencia del corazón humano, que quiere poseer y ser poseído, el corazón divino sólo quiere darse, expandirse, recibir al vasto mundo y ser recibido por el vasto mundo. Estos son los mensajes que recibe el corazón divino desde los mundo superiores y ofrece al mundo externo en general.

Quienes viven en el corazón divino están hechos para el mundo entero. Los mensajes que este corazón les da, no los guardan secreta o sagradamente dentro de su familia inmediata. No, ellos ofrecen estos mensajes a toda la humanidad.

Así pues, si alguien quiere poseerte o reclamarte como suyo, muy suyo, debería intentar vivir en el corazón divino, igual que tú lo estás haciendo. Si tú y también los miembros de tu familia inmediata podéis vivir todos en el corazón divino, entonces tu compromiso con tus seres queridos y su pleno entendimiento de lo que fuiste, lo que eres y lo que vas a llegar a ser traerá finalmente e inequívocamente alegría sin límite y satisfacción sin límite para ti y también para ellos.


John Savage
(Tenista del torneo Americano)

Pregunta: ¿Por qué es tan difícil progresar o sobresalir en el deporte?

Sri Chinmoy: En la vida, por suerte o por desgracia, nada es fácil. Si las cosas son fáciles, entonces estaremos satisfechos con nuestra vida de auto-complacencia. ¡Como una rana, tenemos que saltar, saltar, saltar! Si las cosas son fáciles, si siempre triunfamos, entonces no valoraremos nuestras capacidades, ni apreciaremos nuestros logros. En cada momento debemos valorar, no sólo nuestros éxitos y hazañas, sino también los esfuerzos que hacemos. Debemos valorar en cada momento no sólo lo que llegamos a ser sino lo que estamos haciendo en el proceso de llegar a ser. No podemos separar el esfuerzo del resultado.

Desafortunadamente, no apreciamos nuestros esfuerzos. Sólo admiramos y adoramos el resultado. Durante años y años hemos practicado duro. Entonces, en un tiempo breve, el torneo se ha terminado. Después, el mundo sólo recuerda que hubo un campeón en Wimbledon o en el U.S. Open o en Francia. Pero, para eso, ¿cuantos años de preparación hicieron falta? ¡Cuatro, ocho, diez, doce años! El mundo no aprecia esto. Sólo aprecia la victoria, no la preparación.


Channel-Swim-Team '86
Nadadores del Sri Chinmoy Marathon Team que intentaron en 1986 cruzar a nado el Canal de la Mancha(33-42 km.; 12-22 horas; temperatura del agua 14º-18º C)

Pregunta: Este año la mitad de los nadadores han cruzado el Canal de la Mancha. ¿Cómo puede uno prepararse mejor internamente a fin de tener más éxito el próximo año  incluso con malas condiciones meteorológicas como el agua fría, las altas olas y las corrientes desfavorables?

Sri Chinmoy: En cuanto saltas al agua, tienes que imaginar que detrás de ti hay fuego. Si el fuego no te asusta, entonces piensa en el tipo de animal que más te asuste - un león, un tigre, un cocodrilo, una medusa o lo que sea. En cuanto entres en el agua, siente que el animal está detrás de ti, persiguiéndote. Así que tienes que ir hacia delante y no hacia atrás. Al mismo tiempo, siente siempre que algo sumamente bello te está atrayendo. Intenta imaginar el más bello jardín o ribera dorada en frente de ti. Ese es otro motivo por el que vas hacia delante.

Mientras estés en el mundo de la imaginación, ciertamente sentirás menos cansancio porque estás en el mundo del sueño. Pero asegúrate de que continuas nadando. De lo contrario, entrarás en trance, y tu trance te llevará al piso de abajo. 

La imaginación es realidad en su propio mundo, y la imaginación tiene fortaleza en sí misma. Yo he escrito miles de poemas y miles de canciones, todo desde la imaginación. 

Cuando nadas, deberías rezarle sinceramente al Supremo en ti. En mi levantamiento de pesos, yo rezo y medito tres o cuatro minutos antes de intentar cada levantamiento. Voy a este lado y a ese otro lado para rezar y meditar. Así que vosotros deberíais rezar y meditar también antes de nadar, y no sólo el día en que vais a nadar en el Canal de la Mancha.

Para nosotros, el físico es sólo un vehículo para la expresión del alma. El cuerpo no puede hacer nada por sí mismo. Cuando yo veo que mi muñeca ha aguantado 900 kilos, es inimaginable, increíble. Pero lo hice.

Incluso si estás sano y en buena forma, no dependas de ti mismo. Depende cien por cien de la Gracia divina y siente que alguna fuerza superior está empujándote y tirando de ti hacia adelante.