Nelson Mandela

Presidente de Sudáfrica, 1994-99
Premio Nobel de la Paz, 1993



Sri Chinmoy con el Presidente Mandela
y la Primera Dama Graça.
20 de septiembre de 1998, New York


Del Presidente Mandela a Sri Chinmoy:

 “¡No tengo palabras para expresar mi alegría! Lo que usted está haciendo es por el bienestar de toda la humanidad y del mundo.”

29 de enero de 1996
Reunión en la Sede del Congreso Nacional Africano, Johanesburgo



“Me hace sentir humilde el desear un feliz cumpleaños a una persona de su calibre de liderazgo, pues usted se ha distinguido como un
sobresaliente soldado de la paz.”

27 de agosto de 1996
Carta



“Me hace sumamente feliz escuchar acerca de la bella campaña por la paz que ha emprendido, hermano mío…Tengo una alta estima por su obra, hermano mío, y sinceramente espero ver sus labores coronadas con el éxito.”

14 de abril de 1997
Carta



“Mi hermano en la paz… reconocemos la tremenda contribución que usted y su movimiento de paz están haciendo para promover la paz global. La gente de nuestro país se siente humilde y honrada por haber recibido inspiración y estímulo de su parte durante nuestra lucha por la democracia.”

26 de agosto de 1997
Carta



“Sus esfuerzos incansables y sus contínuos viajes a través del mundo para esparcir el mensaje de la paz y la unidad de la humanidad son verdaderamente admirables, hermano mío, y le ofrecemos todo nuestro apoyo y aliento para sus iniciativas por la paz… Sepa que en todo lo que usted hace para promover la paz en el mundo, tiene nuestro apoyo completo.”

26 de agosto de 1997
Carta



“Los Centros de Paz que usted ha establecido en varias partes del mundo son críticos para la supervivencia de la humanidad…”

13 de abril de 1999
Carta



“Durante los últimos 30 años, innumerables miembros y delegados de las Naciones Unidas han vivenciado su Meditación de Paz en las Naciones Unidas. Sus actividades espirituales han contribuido elevando el nivel de la humanidad a nuevas alturas. Me siento orgulloso del hecho de que Sudáfrica sea uno de los 60 [ahora 152] países que se han consagrado a sí mismos y a sus gentes para fomentar la paz y la amistad bajo la nominación de "Sri Chinmoy Peace-Blossom Nations".”

10 de julio de 2000
Carta



“Su trabajo ha inspirado crecimiento espiritual, durabilidad y bienestar, especialmente teniendo en consideración los
furiosos recientes ataques sin precedentes contra la humanidad… La suya es una voz sensata que todos debemos escuchar.”

27 de agosto de 2001
Carta



De Sri Chinmoy al Presidente Mandela

“El Pilar-Pináculo de la Madre Tierra”

 “Nuestro amado Presidente Mandela, Oh Piloto Supremo del Navío de Sudáfrica, es aquí, en esta diminuta habitación, donde usted encarnó las lágrimas fluyentes y el corazón sangrante de su amado país.”

26 de diciembre de 1995
De la oración ofrecida por Sri Chinmoy al visitar la celda de Nelson Mandela en la prisión de Robben Island.


 
“Nelson Mandela, sufridor supremo de torturas.
Sonrisa del Alto Cielo y refugio del sueño de la Tierra.
Tu corazón se ha ganado la admiración-elección del mundo.
Eres, dentro y fuera, una perfecta voz de justicia.”


“Amado Presidente Mandela, Oh Padre Fundador de una Sudáfrica libre y democrática, su pacto sagrado con su gente durará para siempre. El país arco iris brillará por toda la Eternidad con sus muchos colores brillantes y gloriosos. Nadie puede disminuir su luz. Nadie puede negar su esplendor.”


 
“Él le dice a los seres humanos más pobres
De todas las maneras posibles:
‘Soñemos juntos.
¡El Alba Dorada
Estallará pronto en todo su esplendor!’ ”


 
“Quienquiera que desee genuinamente
Remediar el sufrimiento de la humanidad
Siente tras él al cien por cien
La viva presencia del corazón de Mandela.”
 


 
“No tan sólo Sudáfrica, sino la humanidad entera estaba encadenada por el apartheid.
No tan sólo Sudáfrica, sino la humanidad entera despertó para luchar por la libertad.
No tan sólo Sudáfrica, sino la humanidad entera ganó la lucha por la libertad.”
 


 
“El mero nombre del Presidente Mandela
Construye una catedral de esperanza
En el corazón inundado de desesperación de la  humanidad.”