PyR: Samadhi

P. En el estado más elevado de samadhi, cuando usted mira a los demás seres humanos, ¿qué tipo de conciencia siente en ellos?

R. Cuando uno está en el samadhi trascen­dental más elevado, la personalidad física de los demás desaparece. No vemos a los demás como a seres humanos. Solamente vemos un flujo de conciencia, como un río que está entrando en el océano. Quien está en el trance más elevado se convierte en el océano, y quien está en un estado más bajo de conciencia es el río. El río fluye hacia el mar y se hace uno con el mar. Quien está experimentando el más alto samadhi no percibe ninguna individualidad o perso­nalidad en los demás. Un ser humano que no está en ese estado es como un río de conciencia fluyendo, mientras que quien está en samadhi ha llegado a convertirse en el océano mismo, el océano de la paz y la luz.

P. ¿Enseña usted a sus discípulos alguna técnica específica para alcanzar el samadhi?

R. No. El samadhi es un estado muy elevado de conciencia. Si el principiante viene al jardín de infancia y le pregunta al maestro cómo puede lograr para su Doctorado, el maestro sencilla­mente se reirá. Le responderá: “¿Cómo puedo decírtelo?” Antes de estar preparados para intentar lograr el samadhi, tenemos que pasar por muchas, muchas, muchas experiencias espirituales internas. Final­mente, llega el momento en que el Maestro ve que el estudiante está listo para entrar en savikalpa samadhi. Nirvikalpa samadhi está fuera de cuestión en este momento para los buscadores. Uno tiene que ser un buscador muy avanzado antes de poder ni siquiera pensar en alcanzar savikalpa samadhi. El nirvikalpa samadhi tan solo se obtiene en la etapa más alta de la aspiración. Desafortunadamente, no tengo ahora a nadie entre mis discípulos a quien pueda ayudar a entrar en ese estado de con­ciencia. Estoy muy orgulloso de mis discípulos. Algunos son muy sinceros y devotos y están ha­ciendo un progreso muy rápido; pero para ellos aún no ha llegado el momento de pensar en entrar en el samadhi. Quisiera decir para todos los buscadores que la escalera espiritual tiene muchos peldaños. Tenemos que subirlos uno a uno. El samadhi es un clamor lejano ahora mismo, para mis discípulos y para la inmensa mayoría de los buscadores espirituales en la Tierra.

P. ¿Podría comentar algo sobre la diferencia entre experiencia y realización en la vida espiritual?

R. La diferencia es que una persona realizada puede decir: “Yo y mi Padre somos uno” o “Dios y yo somos uno”, mientras que un buscador que ha tenido muchas experiencias puede solamente sentir que está creciendo, lenta pero inevitablemente, hacia la realización de Dios. La unicidad consciente con Lo Altísimo, es lo que se llama realización. Pero si sólo logramos un vislumbre de la Verdad más elevada, esta experiencia es infinitamente inferior a la realización. La experiencia nos dice lo que finalmente llegaremos a ser. La realización nos hace conscientes de lo que verdaderamente somos: absolutamente uno con Dios, para siempre, a lo largo de la Eternidad.