Ejercicio: La llama interna


Antes de meditar, intenta imaginar una llama dentro de tu corazón. Tal vez ahora mismo la llama sea pequeña y fluctuante; puede que no sea una llama poderosa. Pero un día ciertamente llegará a ser sumamente poderosa e iluminadora. Trata de imaginar que esa llama está iluminando tu mente. Quizásal principio no puedas concentrarte todo lo bien que quisieras porque la mente no está enfocada. La mente está pensando en muchas cosas constantemente. Es víctima de muchos pensamientos inoportunos. La mente no tiene iluminación propia, por lo tanto imagina una hermosa llama dentro de tu corazón iluminándote. Lleva esa llama iluminadora adentro de tu mente. Poco a poco verás entonces un haz de luz dentro de tu mente. Cuando tu mente comience a estar iluminada, será muy fácil concentrarte durante un largo tiempo y también más profundamente.