Junio: Amor

 

1 de junio

 

Sólo hay una cosa quesiempreha sido, es y será, y es el amor: el amor que ha creado, el amor que alimenta y el amor que sostiene el universo de Dios.

La paz es la hija del amor divino y al mismo tiempo el amor es el hijo de la paz.  Si Le rezamos a Dios y meditamos en Dios en nuestra vida emocional, entonces, cuando el amor divino desciende desde lo alto, nuestra vida emocional es purificada.  Cuando nuestra vida emocional es purificada, nos volvemos pacíficos.  Así, el amor da nacimiento a la paz; el amor es la madre.  Pero cuando meditamos en el mundo físico, es decir en nuestro tosco cuerpo físico, que puede estar inquieto, agresivo o letárgico, procuramos hacer descender la paz de lo alto.  Cuando la paz desciende, obtenemos cierto tipo de satisfacción o alegría.  Y esta alegría la intentamos transferir a los demás en forma de amor.  El amor que está basado en la paz es, naturalmente, el hijo de la paz.
 

Anhelo vivir
solamente en un lugar.
Aquel lugar donde el amor
gobierna eternamente.



2 de junio

Sé cómo amar, precisamente porque soy sólo de Dios.

Si quieres expresar y manifestar el amor divino en el mundo físico, tienes que utilizar tu fuerza de voluntad espiritual.  Esta fuerza de voluntad no es agresiva; es todo entrega.  En virtud de nuestra unicidad consciente con la Voluntad del Supremo, podremos hacer emerger nuestra fuerza de voluntad espiritual.  Cuando ello sea aprobado por el Supremo, automática y espontáneamente tendrás una manera de usar tu fuerza de voluntad divina para expresar el amor por la humanidad.  Cuando posees realmente esta fuerza de voluntad divina, tu amor puro irradiará incluso en tus movimientos inconscientes.  Los que te rodeen sentirán sin duda el amor divino y obtendrán el máximo beneficio de tu divina presencia.



Mi primer error fue
que no amé a Dios
incondicionalmente.
Mi último error fue
que no rectifiqué
el primer error.



3 de junio

Ama al mundo con el sentimiento de que el mundo es Dios. Revivirás la Verdad.

Puedes expresar y manifestar el amor en el mundo físico mediante tu meditación pura.  Cuando estás en tu meditación más profunda, intenta sentir tu amor más puro.  Luego, piensa en la persona que amas.  Concentrándote en ella puedes inyectarle tu más puro amor divino.  Mirando a una persona con los ojos de tu alma, puedes manifestar el amor en el mundo físico.
 

Amar a quienes nos aman
es lo correcto.
Amar a quienes no nos aman
es lo gentil.
Amar a Dios, que nos ama siempre,
es lo sabio.
Cuando hacemos lo correcto, somos libres.
Cuando hacemos lo gentil, estamos a salvo.
Cuando hacemos lo sabio, estamos colmados.



4 de junio

Ama mucho a tu familia; este es tu gran deber.  Ama a la humanidad más; este es tu deber mayor.  Ama a Dios lo que más; este es tu deber máximo, el Deber Supremo.

Si el amor significa poseer a alguien o algo, entonces no es verdadero amor, no es amor puro.  Si el amor significa darse uno mismo para devenir uno con todo y con la humanidad, entonces es amor real.  El amor verdadero es la unicidad total con el objeto amado y con el Poseedor del amor.  ¿Quién es el Poseedor del amor?  Dios.  Sin el amor, no podemos llegar a ser  uno con Dios.  El amor es el vínculo interno, la conexión, el eslabón interno entre el hombre y Dios.  Siempre debemos aproximarnos a Dios por medio del amor.
 

No trates de acercarte a Dios con miedo,
verás que es inaccesible.
Dirígete a Dios con tu amor.
Verás que no sólo es accesible
sino que
siempreestá disponible.



5 de junio

Quien ama, nunca envejece.  Dios es un brillante ejemplo.

Si verdaderamente quieres amar a la humanidad, tienes que amarla tal y como es ahora, y no esperar a que alcance un nivel específico.  Si la humanidad tuviera que llegar a ser perfecta antes de que tú la aceptases, entonces no necesitaría tu amor, tu afecto y tu cuidado.  Pero ahora mismo, en su estado imperfecto de conciencia, la humanidad necesita tu amor.  Dale a la humanidad sin reservas, incluso el amor más insignificante y limitado que tengas a tu disposición.  Esta es la oportunidad dorada.  Si dejas escapar esta oportunidad, tu sufrimiento futuro estará por encima de tu resistencia, porque un día te darás cuenta de que la imperfección de la humanidad es tu propia imperfección.
 

En el barco de amor de mi corazón
hay espacio
incluso para los que están sufriendo
al monstruo de la envidia.



6 de junio

Dios el Amo se convierte en Dios el Esclavo, en cuanto le amamos con toda nuestra alma.

El amor es la llave secreta para abrir la puerta de Dios.  Siempre debemos acercarnos a Dios con el amor.  El primer paso es el amor; el segundo la devoción; el tercero la entrega.  Primero debemos amar a Dios; luego debemos consagrarnos sólo a Él; finalmente hemos de estar a Sus Pies y colmarnos.  Por lo tanto, si vamos con absoluto amor a lo largo del viaje de nuestra vida, nunca podremos fracasar en alcanzar a Dios o en satisfacerle en nuestras propias vidas o en la humanidad.  Donde hay amor puro, amor divino, hay plenitud.  Donde no hay amor divino todo es miseria, frustración y, finalmente, muerte espiritual.
 

¿Quieres descubrir a Dios?
Embarca entonces
en tu expedición de amor.


 

7 de junio

El amor tiene otro nombre: sacrificio.  Cuando el sacrificio es puro, el amor es seguro.  Cuando el amor es divino, no puede haber «mío» ni «tuyo» en el sacrificio.

 

El amor desinteresado es cuando amamos sin buscar nada a cambio; devenimos uno con el objeto de nuestra adoración.  En este amor hay un sentimiento de que el amado nos dará el mejor de los frutos, porque no le molestaremos con problemas emocionales o deseos, con «dame esto», «dame aquello».  En el amor desinteresado se ha terminado con esa situación.  El buscador sabe que el Supremo le dará algo bueno, algo digno de poseer; él no tiene que pedir nada.  Este es el amor desinteresado.
 

No tienes que demostrar
el amor de Dios por ti.
Sencillamente siente que vives
sólo para el amor de Dios.



8 de junio

El amor es el secreto de la unicidad.  El sacrificio es la fuerza de la unicidad.

Cada día, el Padre Todopoderoso, el Padre siempre Compasivo, nos da amplia oportunidad de descubrir algo nuevo.  Eso que descubrimos es el amor, el amor divino.  El amor divino es eternamente antiguo y eternamente nuevo al mismo tiempo.  Cuando descubrimos el amor divino en nosotros, ­devenimos la imagen misma de Dios-el Amante eterno y Dios-el Amado eterno que siempre habita dentro de nosotros.
 

Mi Señor Supremo,
aún no Te he realizado.
Tal vez no llegue a realizarte en esta vida
Pero ¿no me harás un gran favor?
¿No me darás la capacidad de amarte,
sólo amarte,
sólo amarte?


 

9 de junio

 

Mi meditación invita a Dios, el Convidado supremo.  Mi amor sirve y alimenta a Dios, el Amado eterno.

Si practicamos lo que predicamos, la sabiduría deviene nuestra profesión.  Lo que practicamos y lo que predicamos debería ser la misma cosa: el amor.  Le decimos al mundo que ame, pero tal vez nosotros no estamos ofreciendo amor al mundo.  Si ofrecemos amor y nos volvemos amor, sin duda alguna, podemos esperar ver el amor en la amplitud del mundo.  El Poder del amor de Dios es lo que nos empuja a pensar en Él, a meditar en Él, a rezarle y reclamarle como nuestro.  Igual que Dios nos reclama como verdaderamente Suyos en virtud de Su propio Poder de Amor, también nos dice, nos inspira y nos ruega para que Le reclamemos como verdaderamente nuestro, en virtud de nuestro amor por Él.
 

Mis ingresos de amor
en el Banco-Corazón de Dios,
le dan a Dios Deleite infinito.



10 de junio

El amor de Dios es continuocaudal eincesantefuente de néctar.

Intenta cultivar el amor divino.  Intenta amar a la humanidad con tu alma.  Tal vez digas: “¿Cómo puedo amar a otros si no sé amarme a mi mismo?”  Te diré como puedes amarte.  Puedes amarte a ti mismo con pleno éxito, sencillamente amando a Dios sin reservas.  Tal vez digas: “¿Cómo puedo amar a Dios, cuando no sé lo que es el amor?”  Te diré lo que es el amor.  El amor es el poder transformador en nuestra naturaleza humana.  El amor transforma nuestra vida de rigurosa esclavitud en la vida de la más maravillosa libertad.  El amor clama por la vida.  El amor lucha por la vida.  Y finalmente el amor se convierte en la Vida Eterna.
 

El primero y el último paso
deben darse
con toda el alma y sin descanso:
Amo a Dios.
Amo a Dios sin condiciones.



11 de junio

Dios te ha amado, te ama y te amará siempre.  Pero sentirás Su Amor infinitamente más que lo sientes ahora, si puedes decir con toda tu alma, una sola vez, que eres de Él y sólo para Él.

¿Por qué debería Dios amarme?  Dios me ama porque yo amo a la humanidad.  También hay otra razón.  Dios me ama porque yo amo a toda Su Creación.  Yo sé y siento que Dios nunca puede ser separado de Su Creación.  Creador y Creación son una sola cosa inseparable.  Cuando apreciamos la creación, el creador se siente contento y satisfecho.  Cuando creamos algo, producimos algo, construimos algo, la gente advierte nuestro logro y lo aprecia profundamente.  Estamos contentos porque lo hemos hecho nosotros.  Del mismo modo, el Universo es la Creación de Dios.  Cuando amamos el Universo, amamos simultáneamente a Dios-el-Creador y a Dios-la-Creación; y ambos, Creador y Creación, estarán complacidos con nosotros.
 

Ama,
ama al mundo.
De lo contrario te verás forzado
a llevar la carga más pesada:
tu amarga individualidad.



12 de junio

Cuando amo sólo a Dios sin condiciones, mi satisfacción-deleite no tiene fin.  Cuando me amo sólo a mí sin cesar, mi frustración-destrucción no tiene fin.

Porque amo a Dios, la verdad me ama.  La verdad no existe sin Dios.  Dios es el hálito mismo de la verdad.  Verdad y Dios son una sola cosa indivisible.  Por un lado, la verdad es otro nombre de Dios.  Por otro lado, la verdad no puede existir sin Dios, mientras que Dios puede trascender en cada momento la verdad –la verdad terrenal y la verdad Celestial, la verdad ligada a la tierra y la verdad que se dirige hacia el Cielo.  Dios puede trascender a voluntad incluso Su propia Verdad Trascendental.  Aunque podemos decir con seguridad que Dios y verdad son una sola cosa, sólo Dios tiene el poder de trascender todas las verdades, incluso la verdad misma.  Por eso la verdad sin Dios está indefensa.  Pero cuando amamos a Dios, la verdad nos ama porque es alimentada de inmediato por nuestra alma aspirante.  Dentro de Dios está la existencia de la verdad.  En nuestra apreciación misma de Dios, la verdad es atendida y nutrida.  Y la verdad siente justamente que su mensaje único al mundo sólo puede ser difundido cuando amamos verdaderamente a su Poseedor, Dios. 
 

Amor entregado
multiplicado por vida agradecida
igual a:
Satisfacción Suprema de Dios. 



13 de junio

El Amor del Supremo es mi vida.

Porque amo la verdad, me amo a mí mismo.  Un ser humano es la expresión de la verdad.  No es la expresión de la ignorancia, la falsedad, la oscuridad y la muerte.  No.  Es la personificación, la realización y la expresión de la verdad –la verdad menor, la verdad mayor y la Verdad más alta.  En cada momento la Verdad divina está trascendiendo sus fronteras en nosotros.  Lo vemos, lo sentimos y lo comprendemos cuando vivimos la vida interna, la vida del alma.  Porque amo la verdad, me amo a mí mismo realmente y verdaderamente.  Mi existencia y la verdad son el anverso y el reverso de una misma moneda que es el alma o el ser interno, el representante del Supremo en la Tierra.
 

¿Cómo reconocerás el Cielo?
Lo reconocerás
con tu amor-unicidad incondicional
por el mundo.


 

 

14 de junio

 

 

El supremo Amor de Dios se manifiesta en mí y a través de mí, para transformar mis problemas humanos en oportunidades divinas.

Me amo.  ¿Qué amo en mí?  No el cuerpo.  Si amo el cuerpo sólo por el cuerpo, mañana me sentiré frustrado, porque hay millones y billones de seres humanos más bellos que yo en la tierra.  Si amo la mente física sólo por la mente, mañana veré millones y billones de gigantes mentales justo delante de mí, y mi capacidad mental resultará insignificante.  Si amo mi dinamismo vital por sí solo, veré que hay millones y billones de personas rebosantes de notable dinamismo.  Del mismo modo, si amo cualquier otra cosa mía, sólo por la cosa en sí, acabaré frustrado.  Anularé mi verdadero propósito divino.  Pero si me amo precisamente porque Dios Se está expresando a través de este cuerpo, este vital, esta mente y este corazón, entonces veo que soy único y sin igual en la historia entera del universo.
 

Cada día
tu amor a Dios está acelerándose.
Eso significa que cada día
Dios está haciendo
una Promesa infinitamente más significativa
en ti y a través de ti, a la humanidad.    


  

15 de junio

Necesitamos amor para sentir al Amado dentro y al Amante fuera.

Cada individuo puede amarse precisamente porque es un canal directo con lo Divino.  Dios quiere expresarse en cada individuo de una manera única.  Cuando llegamos a ser conscientemente y plenamente uno con Dios, no sólo colmamos a Dios sino también a nosotros mismos.  Cuando digo que real y verdaderamente me amo porque amo la verdad, significa que siento conscientemente que la verdad está respirando constantemente en mí, conmigo y por mí.
 

En el jardín de tu corazón,
hay muchas plantas de amor.
¿No puedes regalar
alguna de estas plantas
a otros buscadores de la Verdad
y amantes de Dios?



16 de junio

El amor irradia la vida de armonía, aviva la alegría de la conciencia y agudiza la espada de la intuición.

Mi verdadero aliento en la tierra es la realidad viva de la verdad.  Me amo y me adoro en cada momento –no a causa de mi cuerpo saludable, mi dinámica vitalidad, mi mente refinada y mi corazón puro, sino porque Dios está dentro de mí, y está utilizándome y está completándose en mí y a través de mí.  Esta es la única razón por la que amo y debo amar mi cuerpo, mi vital, mi mente y mi corazón.  Cada individuo debería estar cargado de esta Verdad suprema.  Debería sentir conscientemente que su vida en la tierra es la manifestación externa del Hálito interno del Supremo.


La verdad de un momento
puede embellecer el mundo y lo hará.
La paz de un momento
puede salvar el  mundo y lo hará.
El amor de un momento
puede perfeccionar el mundo y lo hará.



17 de junio

El amor humano es un tren expreso: destino – frustración. El amor divino es un tren local: destino – iluminación.

Cuando seguimos el camino del amor, nuestra vida espiritual, nuestra vida interna, nos resulta sumamente satisfactoria.  Aquí, Dios es lo más querido para nosotros, no porque sea omnipotente, omnipresente y omnisciente, sino porque es todo amor.  Podemos acercarnos a Dios, nuestro Padre Eterno, con mayor éxito y de la manera que parece más convincente, a través del amor.   Cuando nos acercamos con amor, vemos que Él es todo amor; y cuando tan sólo abrimos los ojos e intentamos mirarle, vemos que está justo delante de nosotros, bendiciéndonos, abrazándonos y diciéndonos: «Hijo mío, te he estado esperando todo el tiempo».  En este caso, Amor significa el propio sentimiento constante de unicidad inseparable de uno con su Amado.    
 

Cuando inundo mi vida
de amor,
veo en lo profundo de mi ser
el congreso de las almas gigantes.



18 de junio

Los ojos rojos de la ira me dicen: “Tanto si me amas como si no, he venido a matarte”.  Pero los ojos iluminados por el alma dicen: “Veo a Diosen tiy te amo, tanto si me matas como si no”.

Cuando amamos a Dios, se acaba nuestro problema.  Es cierto que no vemos a Dios cara a cara, pero podemos imaginar por un segundo efímero que Dios, con todo Su Amor, habita en nuestros seres queridos y cercanos.  Tratemos de ver el Rostro de nuestro Amado en las personas que queremos.  Donde hay amor, verdadero amor, todo es unicidad.
 

Debo amar siempre.
Cuando amo a la humanidad,
soy objeto de constante admiración
en el mundo externo.
Cuando amo a Dios,
soy objeto de constante admiración
en el mundo interno.



19 de junio

Carecer de amor por los demás no es de ninguna manera un paso hacia la realización de Dios.  Por el contrario, el compañerismo nos ayuda considerablemente a vivir en la Conciencia Divina.

La devoción es la intensidad en el amor, y la entrega es la plenitud del amor.  ¿Por qué amamos?  Porque en cada momento nos pellizca el hambre de realizar lo Altísimo, de sentir lo más profundo, de ser conscientemente uno con el universo, con la Verdad universal, con la luz, la paz y el deleite universales, y ser totalmente colmados.  ¿Cómo amar?  Si amamos con vistas a lograr algo de los demás, nuestro amor no es ningún amor.  El amor significa ofrecimiento constante de uno mismo, en virtud de la propia aspiración interna.
 

¿Quieres ser digno
del Amor de Dios?
  Sirve
entoncesa Dios-el-hombre
en la creación inacabada de Dios.



20 de junio

No es suficiente amar a Dios en quien Le ama.  También debemos amar a Dios en quien Le odia.

Nuestra concepción de Dios es muy peculiar.  Creemos que Dios es como un  profesor de escuela primaria que nos pegará y nos castigará si nos desviamos un milímetro del camino de la verdad.  Pero esa concepción de Dios es absurda.  No existe tal Dios tirano.  Sólo hay un Dios y es Dios-el-Amor.  Este Dios no nos castiga.  Este Dios está constantemente formándonos a Su propia Manera.  Él es el Hacedor, Él es la acción y Él es quien disfruta tanto de la acción como del resultado.  Aunque creemos que nosotros somos los hacedores y que, si hacemos algo mal, Dios nos castigará sin piedad, eso no es así.  Lo que cada individuo está representando es el Drama de Dios.  Lo que cada individuo tiene que manifestar aquí en la tierra es la Realidad de Dios.  Es en cada ser humano donde vive la Realidad de Dios.
 

Si alguien pide tu amabilidad,
¿Sabes lo que realmente
le das a esa persona?
Le das
tu extraordinario poder de amor 



21 de junio

Dios me ha dado el amor necesario para amar al  mundo.

Puedes aumentar tu capacidad para aceptar el amor, dando amor a los demás.  Cuanto más das, más recibes.  Así pues, si eres capaz de dar más amor a la humanidad, serás capaz de recibir de la humanidad.  La expansión de uno mismo es la expansión de Dios.  Estás expandiendo tu propia realidad dentro de la Realidad Universal de Dios.  Por tanto, cuanto más amor das, más recibes de la humanidad y también de Dios.  Puedes esparcir tu amor a las personas siempre que puedas ver todo el tiempo a tu Amado en ellas.  Tu Amado es el Supremo.  Si ves al Supremo en otras personas, harás todo por ellas.  Si ves belleza en algo, querrás tocarlo.  Si no ves belleza, si ves oscuridad y fealdad, no lo tocarás.  Por tanto, únicamente si ves la presencia de Dios dentro de la humanidad, amarás a la humanidad.  Has de ver algo divino; sólo entonces amarás.  Si puedes ver al Amado Supremo dentro de todos y cada uno de los seres humanos, automáticamente tendrás amor y respeto por la humanidad.
 

La única manera efectiva
de amar al hombre
es amar primero a Dios
sin descanso.



22 de junio

Amar tan sólo la propia religión es amar el cuerpo-realidad del sonido-división.  Amar a todas las religiones por igual es amar el alma-inmortalidad del silencio-unicidad.

Dios-el-Amor está dentro de todo lo que vemos.  Si amamos a Dios, y Le amamos porque Él es todo Amor, entonces también amamos cualquier cosa creada por Él.  Él ha de estar en Su creación sencillamente porque Él está en todas partes, sencillamente porque es omnipresente. Por lo tanto, si puedes amar a Dios-el-Amor, automáticamente aumentas tu amor por todas las cosas.  Dios-el-Amor abraza todas las cosas y está dentro de todas las cosas.  De manera que si te interesas por el Origen, el Creador, automáticamente te interesas por la creación.
 

Está por debajo de la dignidad
de un corazón amante,
vestir cualquier disfraz.



23 de junio

El amor humano es a menudo la atracciónterriblede cuerpos y nervios; el amor divino es la siempre floreciente afinidad de las almas.

Sólo puedes sentir amor de corazón por toda la humanidad cuando amas al Origen.  Dios nos ha creado.  Nosotros no hemos creado a Dios.  Por lo tanto, para amar a toda la humanidad tienes que ir al Origen de la humanidad, a Dios.  Sólo si amas la raíz puedes amar el árbol.  Aquí la raíz es Dios.  Sólo si eres consciente del Origen y de sus cualidades, puedes amar realmente a la humanidad.  No puedes amar a ningún ser humano a menos y hasta que ames a Dios.  Si puedes hacerte sentir que amas a Dios, sólo a Dios y a nadie más, entonces amas a todos, ya que Dios es Alguien que está dentro de todos.
 

La vida puede ser
más fuerte que la muerte
si el hombre aprende
con cuidado y sin equívocos
el lenguaje del amor.



24 de junio

Amor puro y aflicción indecible no pueden vivir juntos.  El amor puro es la unicidad constante del cuerpo con el caudal de deleite del alma.

Si siento que Dios realmente me ama, sólo entonces puedo tener felicidad verdadera y permanente.  El Creador es todo amor por Su creación.  Pero a menudo la creación no lo siente o no lo comprende.  Ya que soy parte de la creación de Dios, es mi deber obligado sentir el Amor de Dios en cada momento.  Sólo así intentaré llegar a ser bueno, divino y perfecto, y trataré de complacer a Dios a Su propia Manera.
 

La persona con el mayor poder
sabe que sin amor
su vida está seca y polvorienta.


 

 

25 de junio

 

 

¿Cómo vencer la crítica destructiva?  Sencillamente ama un poco más.  Eso es todo.

Puedes estar más receptivo al amor divino si puedes sentir cada día que tu origen es todo Amor, y que estás en la tierra para ofrecer constantemente, en el pensamiento y la acción, el amor que ya tienes.  A cada momento tienes pensamientos, así que puedes ofrecer amor a través de cada uno de tus pensamientos.  Y cada vez que haces algo, puedes sentir que la acción no es otra cosa que una expresión de amor.  Ahora mismo, ofrecer amor a través del pensamiento y de la acción es de suprema importancia en tu vida.  Si puedes sentir mientras piensas y mientras actúas que estás ofreciéndole amor a la humanidad, al resto del mundo, así puedes estar receptivo al Amor universal.  De esta manera puedes sentir que el Amor divino de Dios es todo para ti.
 

Si quieres trabajar
en un aura de amor,
invita a tu alma
cada mañana
a que ilumine tu mente.



26 de junio

El amor conquista todo lo que es desemejante a Dios.  Es, ciertamente, supremo sobre todo.

Sólo si tenemos paz podemos amar.  Cuando una madre tiene paz mental, ama a su niño.  Si no tiene paz mental, golpea al niño a diestra y siniestra.  ¿Dónde está el amor entonces?  Le dice al niño: “lo hago por tu bien”.  Pero no es así; es solamente su falta de sabiduría, su propia naturaleza no-divina, lo que le lleva a golpear al niño.  Si la madre tiene paz en medida ilimitada, será entonces naturalmente una continua y constante expresión de amor por sus niños.
 

¿Qué maestro quieres?
La mente dubitativa.
¿Qué maestro necesitas?
El corazón amante.



27 de junio

El amor es la única ley.

Amamos a Dios porque sentimos que es todo Amor.  Precisamente porque amamos a Dios, sentimos que es nuestro deber consagrarnos a Él y complacerle.  Pero vemos que nuestro amor y nuestro servicio no son suficientes; también es necesaria la entrega.  Si no entregamos nuestra voluntad individual a Su Voluntad, cometeremos muchos errores al intentar amarle y servirle a nuestra propia manera no-iluminada.  Pero si nos entregamos a Su Voluntad, Le amaremos de la manera que Él ha elegido para nosotros, que es la manera correcta.
 

Ver
un rostro de amor
es sentir
un corazón de paz.



28 de junio

Debido a tu constanteamorincondicional a Dios, nadie puede inspirarte a hacer algo incorrecto.

Recé a Dios por el poder.  Él me dijo: “Tómalo y utilízalo”.  Recé a Dios por la Luz.  Él me dijo: “Tómala y difúndela”. Recé a Dios por la Paz.  Él me dijo: “Tómala y descubre tu divinidad”.  Recé a Dios por el Deleite.  Él me dijo: “Tómalo y permanece en tu Fuente».  Recé a Dios por el amor.  Él me dijo: “Tómame, Soy tuyo”.
 

Mi mente piensa
que Dios es hermoso
porque
mi corazón ama a Dios.
Mi corazón sabe
que Dios es hermoso
porque
mi alma ama a Dios.



29 de junio

El Amor a Dios es la mayor oportunidad que el buscador tiene para realizar a Dios.

El corazón vuela precisamente porque ama.  ¿Qué ama?  Ama la unicidad –la unicidad dentro, la unicidad fuera, la unicidad con el Piloto interno, su Amado Supremo.  Precisamente porque ama la unicidad y porque ama al Amado Supremo constantemente, sin reservas y sin condiciones, puede volar en cada momento en el firmamento de la Conciencia-todo-iluminadora.


Mi corazón le dice a mi mente:
“Oh, mente buscadora,
no quedes satisfecha
con tu logro presente.
Quieres amar al Piloto Interno
más que a nadie,
pero eso no es suficiente.
Has de amar al Piloto Interno
únicamente”.



30 de junio

Cuando el poder del amor reemplace al amor por el poder, el hombre tendrá un nuevo nombre: Dios.

Cuando estamos cara a cara con Dios, Él nos pide que Le ofrezcamos lo que tenemos.  Si podemos ofrecerle nuestro verdadero tesoro, un corazón de amor, Él lo acepta en seguida y nos dice: “Has pasado el examen”.  Si Le ofrecemos todas nuestras posesiones mundanas, posesiones físicas, vitales, mentales, pero no le traemos amor, no estará satisfecho.  Nos dirá:  “No, tráeme tu corazón de amor; ese es tu verdadero tesoro.  Y cuando tenga tu verdadero tesoro, te daré Mi Tesoro que es la Luz y el Deleite infinitos”.
 

Si eres un genuino amante de Dios,
estate preparado
en todo momento
para la venidera Hora de Dios.