Febrero: Felicidad y Deleite

 

1 de febrero

 

Dios es todo Deleite

Cuando tienes alegría, esta se halla en el ser central, en el corazón mismo. Cuando estás alegre de verdad, esa alegría permanece habitualmente dentro del corazón con plena confianza. La alegría interna significa auténtica seguridad interior. Pero cuando tienes felicidad, esta se halla tal vez en un plano de conciencia mucho más bajo –en el plano físico, en el plano vital o el plano mental. La felicidad es como un pájaro que tan sólo puede abrir las alas. La alegría es un pájaro que puede volar desde el corazón. La alegría es superior a la felicidad. Y el deleite es mucho más elevado, infinitamente superior a la alegría y a la felicidad; no hay comparación. Si puedes experimentar deleite, te vuelves inmortal. Es algo que viene de un plano de conciencia mucho más elevado.
 

Hoy me haré supremamente feliz.
Como el sol de la mañana,
inundaré de compasión mi cuerpo,
inundaré de cuidado mi ser vital,
inundaré de sencillez mi mente,
e inundaré de pureza mi corazón.

 


 

 

2 de febrero

 

O nadas en el mar de Deleite del alma, o serás atrapado por la garra de la destrucción-depresión.

Para perfeccionar nuestra vida humana lo que más necesitamos, con diferencia, es el deleite de nuestra alma. Cuando vivimos en lo físico, las prolíficas nubes del deseo son naturales, necesarias e inevitables. Cuando vivimos en el alma, las llamas siempre ascendentes de la aspiración son naturales, necesarias e inevitables.
 

Mi Señor Supremo,
¿Cuál es la diferencia entre la felicidad y el deleite?
“Hijo mio,
la felicidad es una experiencia
y el deleite una realidad
que trasciende la experiencia.”

 


 

 

3 de febrero

 

Si eres fiel solamente al Amor de Dios, la felicidad será tu único nombre, adentro, afuera, abajo y arriba.

La alegría se halla en el plano físico. La dicha divina se halla en el plano interno, pero está centrada en torno a algo específico. El deleite, con su luz inmortal, discurre a través de todo el ser. Alguien sin aspiración puede tener alegría, pero no dicha divina ni deleite. Sólo un buscador puede experimentar la dicha divina y el deleite. La dicha es Infinitud. El deleite es la libertad de la Inmortalidad que vuela constantemente en el cielo de la Infinitud.
 

Ahoga tu propia gloria
si quieres una vida de paz.
Frunce el ceño a tu propia victoria
si quieres un corazón de deleite.

 


 

 

4 de febrero

 

Para un buscador sólo hay una manera de ser feliz: complacer a su Amado Supremo.

El éxtasis es algo que solemos sentir en nuestro plano emocional superior o plano vital iluminado. La dicha divina es algo que sentimos en nuestro corazón devoto y aspirante. También sentimos la dicha en la mente buscadora. El deleite es algo que sentimos desde los pies a la cabeza; todo el ser lo disfruta. El deleite lo sentimos por todo el cuerpo cuando estamos totalmente dedicados y escuchamos sin condiciones los dictados del Supremo.
 

Sólo dos veces soy feliz:
una, cuando pongo mi corazón amante
a los Pies de mi Amado Supremo,
otra, cuando ordeno a mis efímeros pensamientos
que obedezcan Su Voluntad.

 


 

 

5 de febrero

 

De ahora en adelante, no tendré felicidad a menos que defienda el derecho a ser total y constantemente de Dios, sólo de Dios.

Si ofrecemos nuestra existencia a Dios, a la Verdad, a la Luz, entonces podemos esperar la paz, la luz y la dicha en medida infinita. Si estudiamos mucho en la escuela, esperaremos una nota alta naturalmente.

Según sembramos, así cosechamos. Si sembramos las semillas divinas, las semillas de la aspiración, estamos destinados a ver finalmente la abundante cosecha de la realización de Dios. Si podemos ofrecer nuestro llanto interno, si podemos clamar por la paz, la luz y la dicha divina, es seguro que Dios vendrá. Nuestro clamor será colmado por Dios, que es el poseedor de la paz, la luz y la dicha infinitas.
 

Busca la fuente
de tu sonrisa.
Descubrirás que la fuente es
el propio Llanto de Aspiración de Dios.

 


 

 

6 de febrero

 

El que tiene sabiduría, luz y deleite, nunca quedará atrapado en la red de infelicidad del mundo.

Debemos nutrir los pensamientos positivos, las ideas positivas, los ideales positivos. Sólo entonces, nuestra Meta dejará de estar a una enorme distancia. Cada persona debería sentir: “Estoy a los Pies de Dios, mi Maestro. Estoy en las Manos de Dios, mi Creador. Estoy en el Corazón de Dios, mi único Amado.”
 

¡Cuánto deseo hoy ser feliz!
O vital mio,
al menos por un día
no desanimes a los demás.
O mente mía,
al menos por un día
no enfatices las fuerzas negativas
en los demás.

 


 

 

7 de febrero

 

Le doy a Dios lo que tengo y lo que soy: Ignorancia. Él, con Su infinita Compasión, me da lo que tiene y lo que es: Deleite en medida infinita.

Sólo en el deleite puede un aspirante ser fiel a su ser más profundo. Sólo en el deleite puede sentir y entender cómo es Dios. Los hombres hablan de Dios venticuatro horas al día, pero ni por un efímero segundo sienten, y mucho menos entienden, a Dios. Sólo cuando la vida externa de un individuo puede bañarse en el mar del deleite de su propia alma, entonces sentirá la Presencia de Dios y entenderá a Dios en Su Visión cósmica y en Su Realidad absoluta.
 

Estoy aprendiendo algo
importantísimo acerca del deleite.
El deleite es la Belleza trascendental
inigualable
del Corazón-Satisfacción de Dios.

 


 

 

8 de febrero

 

La entrega divina es deleite, deleite constante.

Hacerse uno mismo cada día objeto de total dedicación y entrega, es la forma más elevada de gozo divino. El gozo viene cuando «yo y mío» y «Vos y Vuestro» nos abandonan definitivamente. El gozo divino sólo puede venir cuando podemos decir que Dios es nuestro y nosotros de Dios. Luego, cuando sentimos que Dios Se está manifestando en y a través de nosotros, obtenemos un gozo mayor. Por último, cuando sentimos que existimos para complacer a Dios y sólo a Dios, cuando sentimos que sólo hemos venido al mundo para complacer a Dios, el gozo más grande alborea en nuestro corazón devoto y entregado.
 

Estás aspirando a crecer.
Esta es realmente una experiencia feliz.
Estás buscando la verdad.
Esta es realmente una experiencia más feliz.
Estás entregando tu existencia terrenal
a la vida del deleite.
Esta es realmente la experiencia más feliz .

 


 

 

9 de febrero

 

Solamente la alegría tiene la capacidad de acortar nuestro camino hacia la realización de Dios.

Puedes mantener permanentemente tu alegría cuando sientes que esa alegría que tienes no es tuya. No ha venido porque tú hayas hecho algo por ti mismo o por Dios o por la humanidad. ¡No! Siente que es un regalo incondicional del Supremo. Luego tienes que sentir que la alegría que estás experimentando no es otra cosa que el Supremo mismo. El Supremo ha venido a ti en forma de alegría; por eso, y como el Supremo es permanente y eterno dentro de ti, tu alegría también es permanente.
 

Porque tu corazón cree
en un fundamento superior,
Dios le ha concedido alegremente a tu vida
un sonido jubiloso.

 


 

 

10 de febrero

 

Un alegre buscador de Dios podrá sin duda encontrarse con Dios-el Amante juguetón.

Procura sentir que el Supremo te ha dado la alegría porque te ama y no por lo que tú hayas hecho. Tu alegría no es resultado de tu acción, sino algo que el Supremo mismo quiere darte. Entonces, cuando estés experimentando esta alegría, has de sentir que lo que estás disfrutando no es la alegría como tal sino el Supremo mismo. No es que Él te haya enviado la alegría y ahora esté en otro sitio. No, Él mismo es lo que ha venido a ti en forma de Alegría. Si tienes este conocimiento interior podrás mantener permanentemente la alegría, porque quien ha venido a ti como Alegría es permanente e infinito. Si puedes ver y sentir al Supremo como Alegría infinita, tu alegría será permanente.
 

¿Quieres ser feliz?
Entonces mira el Ojo de Compasión de Dios.
¿Quieres que Dios sea feliz?
Entonces siente el Corazón de Unicidad de Dios.

 


 

 

11 de febrero

 

Ayer fui feliz porque seguí a mi propia estrella fielmente. Hoy soy feliz porque vivo mi propia vida con valentía. Mañana seré feliz porque escucharé y colmaré a mi Amado Supremo sin condiciones.

Puedo ayudar a que mi alma sonría más a menudo, volviéndome un instrumento consciente, un instrumento devoto y entregado de Dios, el Piloto Interno. ¿Cómo puedo hacerlo? ¿Cómo puedo convertirme en un instrumento devoto? Puedo hacerlo recordando lo que fui hace un tiempo y lo que he llegado a ser ahora. Eso no significa que siempre ahondaré en mi pasado. Sólo intentaré rememorar por un segundo lo que yo era hace veinte años y lo que he llegado a ser. ¿Quién ha hecho de mí lo que ahora soy? Ha sido Dios quien lo ha hecho, dentro de mí, a través de mi alma. Cuando conozco esto, surge automáticamente la gratitud. Si puedo ofrecer gratitud a Dios, entonces Él aumenta mi poder de servicio dedicado, amor, devoción y entrega.
 

¡Oh alma mía, sonríe!
Sonríe otra vez.
Tu sonrisa es mi único tranquilizante
sin efectos secundarios.
¡Oh alma mia, sonríe!

 


 

 

12 de febrero

 

Así como el sol es el único remedio contra las nubes oscuras en el cielo, para nuestros corazones afligidos no hay otra medicina que la aspiración.

Mi alegría es mi fe establecida en el Supremo. A diferencia de otros que no tienen fe en el Supremo, yo no creo ni siento que estoy siempre equivocado o que soy insignificante e inútil. Sin duda, los que carecen de fe son víctimas de la frustración. Para ellos la vida es un árido desierto, Dios es una ilusión colosal, la muerte es un león rugiendo justo delante de ellos.
 

«Mi Señor,
¿Estás alguna vez harto
de mis quejas?»
«No, no lo estoy.
Pero SI estoy harto
de tu constante sentimiento
de indignidad».

 


 

 

13 de febrero

 

Aquí está el secreto de mi felicidad: Mantengo cerrada la boca de mi pequeño yo y abierto el corazón de mi gran Yo.

Se feliz. No te quejes. ¿Quién se queja? El mendigo ciego en ti. Cuando te quejas, bailas en el fango de la condición-ignorancia. Cuando no te quejas, todas las condiciones del mundo están a tus pies y Dios te da un nombre nuevo: aspiración.
 

Mi dulce Señor Amado Supremo
dame la capacidad
para no criticar más al mundo.
Dame la capacidad
para mejorarme cada día y así,
interiormente, secretamente y sagradamente,
intentar servir al mundo para su progreso.

 


 

 

14 de febrero

 

¿Qué puede hacer la meditación? Puede detener la victoria final de la tristeza.

Podemos tener la experiencia interna de la dicha si podemos lograr el silencio interno y si podemos tener la guía interna.
El silencio interno es el silencio del movimiento sin objetivo y las ondas de pensamiento. El silencio externo es el silencio de los sentidos físicos.
La guía interna es como la guía constante y consciente de una madre a su hijo. La guía externa es como la de un ciego conduciendo a otro ciego.
 

La oración ascendente de tu mente
y la meditación resplandeciente de tu corazón,
te pueden salvar fácilmente.
Tu vida no tiene porque permanecer
paralizada para siempre
por la impotente desesperanza.

 


 

 

15 de febrero

 

Igual que tu corazón, sólo puedes ser feliz cuando le preguntas a Dios cómo pueden hacerse las cosas a la Manera propia de Dios.

La experiencia interna de la dicha no es ni puede ser nunca un regalo de la máquina de los milagros. La experiencia interna de la dicha es un regalo del ser natural de un hombre normal. La experiencia interna de la dicha empieza en el ofrecimiento de uno mismo y termina en la transformación en Dios.
 

Sólo tengo cuatro tareas que realizar:
Sonreír, volar, bucear y correr.
Sólo tengo tres tareas que realizar:
Sonreír, volar y bucear.
Sólo tengo dos tareas que realizar:
Sonreír y volar.
Sólo tengo una tarea que realizar:
Sonreír.

 


 

 

16 de febrero

 

Mira la flor de tu corazón y sonríe. Podrás resolver tus problemas más apremiantes.

Sin la dicha, el hombre es una eterna superficialidad. Con la dicha, el hombre es una colmadora realidad interna y externa. Sin la dicha, el hombre es una canción de frustración y destrucción. Con la dicha, el hombre es plenitud constante y perfección constante.
 

Oh mi amigo-buscador,
tu perenne duda-dilema continuará
a menos que te refugies
en el corazón de tu abnegada paz.

 


 

 

17 de febrero

 

Sólo serás feliz cuando sepas que no eres lo que pareces: un llanto sin vida y una sonrisa sin alma.

Lo que necesitas es la alegría divina. Dios te dará la alegría divina cuando sientas que el mundo es un campo de juego, donde puedes jugar, cantar y bailar. En el campo de juego de Dios cantas y bailas para satisfacer a Dios. No hay placer vital, no hay excitación vital en esta danza; es la expresión del alma individual en el cosmos. Cada alma desempeña su papel para colmar al Divino en colectividad.
 

Cambia interiormente
s
in reservas.
Disfruta deleitado
sin condiciones -
hoy, mañana y todos los días.

 


 

 

18 de febrero

 

¿Quieres ser feliz? Haz entonces tu vida tan divinamente sencilla como su incesante respirar.

Cuando empleamos mal nuestro tiempo, a menudo los efectos secundarios del incidente se tornan sufrimiento. Pero, por otra parte, si profundizamos en nuestro interior, veremos que no es sufrimiento como tal; es algo más. Es una experiencia. Si somos conscientes de ello, nos hacemos parte integral de la experiencia que el Piloto Interno está teniendo en nosotros y a través de nosotros. De lo contrario, podemos sentir que el sufrimiento es algo que se nos ha impuesto y que no necesitamos. Para un buscador de la Verdad última, el sufrimiento es una experiencia. A veces es una experiencia necesaria y a veces no. Depende de lo que hayamos hecho o de qué experiencia hayamos invitado o invocado inconscientemente. La experiencia que vemos en nuestra vida externa es una expresión consciente o inconsciente de nuestra purificación interna.
 

Puedes ser feliz
de manera fácil, efectiva y permanente
si puedes pensar y sentir
que eres de lo trascendentalmente bello, Dios,
y que eres para lo universalmente fructífero, Dios.

 


 

 

19 de febrero

 

¿Qué es la depresión? Un fuerte poder no-divino que destruye el hálito mismo de la alegría.

La alegría es una forma de perfección. La perfección y la alegría divina, la alegría interior, la alegría suprema, son inseparables. Si eres perfecto, estás lleno de alegría; y si eres realmente alegre, jovial, lleno de alma, naturalmente serás perfecto. Deleite es el término espiritual que utilizamos para la alegría. Dado que la Fuente última es el deleite, naturalmente el deleite es la perfección. Por lo tanto, el deleite y la perfección son siempre inseparables.
 

Puedes ser feliz
si le dices adiós
a los pensamientos inútiles.
Hazlo, y mira si tengo razón.

Puedes ser feliz
si le dices adiós
a la mente desalmada.
Tan sólo inténtalo, y mira si tengo razón.

 


 

 

20 de febrero

 

No acunes extravagantes esperanzas. Tu corazón será supremamente feliz. No alimentes perniciosas dudas. Tu mente será inmediatamente feliz.

Mi Señor Supremo no quiere saber lo que he hecho por Él. Sólo quiere saber cómo estoy. Si me oye decir que estoy feliz, Él mismo se pone sumamente contento. En unos inequívocos términos me dice que mi felicidad es Su única y verdadera Satisfacción.
 

Mi Amado Supremo,
¿Cómo puedo ser feliz constantemente?
“Hijo mio,
renuncia al deseo
de ser ampliamente conocido”.

 


 

 

21 de febrero

 

No arrastres tu duda y tu desesperanza a tu vida de aspiración, si quieres llegar a ser alguna vez el embajador sagrado de Dios en la tierra.

¿Quieres ser feliz? En ese caso, conquístate a ti mismo. ¿Quieres ser más feliz? En ese caso, ni tan siquiera pienses en conquistar a los demás. ¿Quieres ser la persona más feliz de la tierra? En ese caso, rézale sinceramente a Dios y medita calmadamente en Dios para que Él te conquiste a ti y a todos y cada uno en Su creación, a Su hora elegida.
 

Los perros obtienen alegría
ladrando y mordiendo.
Los hombres obtienen alegría
peleando e hiriendo.
La tierra obtiene alegría
esforzándose y sufriendo.
El cielo obtiene alegría
soñando y sonriendo.
Los buscadores obtienen alegría
amando y entregándose.
Dios obtiene alegría
iluminando y colmando.

 


 

 

22 de febrero

 

Permanece constantemente complacido contigo mismo. Dios te concederá regularmente Su Orgullo-Bendición.

No eras feliz en una familia humana. Por eso estás buscando una familia divina. No hace falta decir que esta es la única familia donde la felicidad siempre reinará suprema. Y los miembros de está familia son: una fe floreciente, una vida entregada y un corazón que complace a Dios.
 

¿Quieres ser feliz?
Entonces no te dejes atrapar
por tu corazón no-aspirante,
tu vital infeliz
y tu cuerpo ignorante de Dios.

 


 

 

23 de febrero

 

Nuestras amigas perecederas son la ansiedad y la preocupación, la derrota y la desilusión, la oscuridad y la ignorancia.

Llamamos amigas a la ansiedad y a la preocupación porque las apreciamos inconscientemente. Es el colmo de la necedad, pero las apreciamos, por eso son nuestras amigas. La derrota y la desilusión rodean a estas amigas perecederas. La derrota y la desilusión hacen pedazos nuestro ser; sin embargo, las apreciamos inconscientemente. La oscuridad nos envuelve, la ignorancia nos ataca constantemente. Nos revolcamos en los placeres de la ignorancia. Mientras están con nosotros las queremos, las llamamos amigas. Pero llega un tiempo en que la oscuridad y la ignorancia desaparecen. En virtud de nuestra aspiración y nuestro llanto interno nos liberamos de estas llamadas amigas: la ansiedad, la preocupación, la derrota, la desilusión, la oscuridad y la ignorancia. Nuestras amistades duraderas son la esperanza, la determinación, la fe, el esfuerzo personal, la aspiración y la realización.
 

Ahora que has recobrado
tu antigua confianza en Dios,
estás destinado a ser
feliz otra vez.

 


 

 

24 de febrero

 

Soy feliz, genuinamente feliz, no porque Dios sea mío, sino porque yo soy de Dios y sólo de Dios.

La auto-trascendencia nos trae el mensaje de la felicidad. Somos felices cuando nos satisfacemos a nuestra propia manera. Pero cuando nos satisfacemos a la Manera de Dios, somos infinitamente más felices. Cuando cumplimos la tarea que nos hemos impuesto, eso nos proporciona alegría. Pero hay algo llamado deber prescrito por Dios. Cuando cumplimos con nuestro deber prescrito por Dios obtenemos alegría en medida ilimitada.
 

Soy feliz,
no porque he visto el Rostro de Dios,
no porque he sentido el Corazón de Dios,
sino porque
Dios está contento con Su hijo-creación.

 


 

 

25 de febrero

 

Puedes transformar las dañinas opresiones de tu vida en deliciosos placeres, sencillamente diciéndote a ti mismo que el mundo que te rodea puede fácilmente existir e incluso prosperar sin ti.

A veces nos volvemos muy altivos y orgullosos; somos asaltados por el ego. Pero también, a veces pensamos muy mal de nosotros mismos. Vamos de un extremo al otro. Ahora pensamos que podemos romper y construir el mundo con el poder de nuestro ego, y después sentimos que no tenemos la energía para dar ni siquiera un paso; sentimos que estamos desesperados, que somos absolutamente la persona más inútil de la tierra; entonces la frustración nos mata. En este momento el ego nos puede llevar muy alto, como un globo, pero al momento siguiente explota. El dragón de la frustración viene y nos devora inmediatamente. No queremos ser llevados por el globo del ego, que explotará, y no queremos dejarnos devorar por el dragón-frustración. ¿Qué haremos entonces? Aumentaremos nuestra unicidad, nuestra confianza y seguridad interna. Estas son las cosas que nos ayudarán a alcanzar nuestra meta.
 

Dios tiene la capacidad
de arreglar tu corazón partido,
pero, ¿tienes tú
el anhelo y la buena voluntad
de acudir a Dios?

 


 

 

26 de febrero

 

Si tienes el coraje para liberar tu mente de las prolíficas dudas, la luz que nunca se desvanece te ofrecerá pronto su amistad.

Un buscador aprende antes o después que lo que una vez llamaba sufrimiento en realidad no es tal cosa; es sólo una experiencia. Hay algunas experiencias en la vida que para él son ayudas en su crecimiento hacia su propia divinidad última. Se equivoca si considera que el sufrimiento es algo que se interpone en su camino, si se pregunta por qué él ha de pasar por todo tipo de sufrimiento. Debería sentir que es una experiencia. Debería sentir que su ser interno está teniendo una experiencia en él y a través de él, ya sea para la purificación de su vida externa o bien para determinada purificación interna. Debería mostrar al mundo que le rodea que esto es algo necesario en su vida, que a través del indecible sufrimiento, finalmente despuntará la luz.
 

¡Sonríe humanidad, sonríe!
Dios no sólo te ama
constantemente
sino que también te necesita
sin reservas.
¡Sonríe humanidad, sonríe!

 


 

 

27 de febrero

 

Ahora que has destruido las cadenas de lo finito, podrás navegar en el río que fluye hacia el Gozoso océano del Infinito.

El sufrimiento no es el mensaje último. La Felicidad y el Deleite sí que son el mensaje último. El Deleite es nuestro origen. Aquí, en la arena del mundo, se nos da una libertad limitada. Cuando empleamos mal esa libertad limitada creamos más sufrimiento y más ataduras para nosotros mismos. En vez de eso, podemos utilizar de una manera divina nuestra libertad limitada.
 

Si estás empeñado
en la luz de transformación,
nunca estés fuera
del círculo interno de Deleite de Dios

 


 

 

28 de febrero

 

¿Cómo puedes ser feliz a menos que examines y perfecciones diariamente la vida de aspiración de tu corazón?

Alto, más alto, altísimo es el plano del Deleite. Con nuestra conciencia iluminada ascendemos hacia ese plano y quedamos embelesados en nuestro ser. Habiendo atravesado los corredores del silencio y el trance sublime, devenimos uno con el Supremo.
 

 

Desde el Deleite vinimos a la existencia.
En el Deleite crecemos.
Al cierre final de nuestro viaje,
al Deleite nos retiramos.