Agosto: Devoción

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

1 de agosto

 

No hay otra forma de hacer un progreso consciente y constante en la vida espiritual sino ofreciendo constantemente tu intensa devoción al Piloto Supremo en ti.

La devoción es la completa sumisión de la voluntad individual a la Voluntad Divina.  La devoción es adoración.  La adoración es deleite espontáneo brotando del corazón.  ¿Quién puede ser el objeto de nuestra adoración?  Dios.  ¿Cómo podemos adorarle?  Mediante la entrega de nosotros mismos.
 

Mi querido Señor
quiero ser guiado
todos los días.
Mi dulce Señor
quiero ser guiado
de todas las formas.
Mi amado Señor
anhelo ser guiado
a lo largo de todo el camino.

 


 

 

2 de agosto

 

La devoción es la beatitud misma.  Esta beatitud es el amor de la auto-dedicación vuelto hacia Dios, buscando servirle constante e incondicionalmente para que Él pueda ser colmado en el Cielo y en la Tierra.

La devoción es una emoción que conmueve el alma.  Penetra dinámicamente la conciencia entera del devoto.  La devoción es acción.  Esta acción siempre está inspirada por el ser interno del devoto.  La devoción trae renunciación.  La verdadera renunciación nunca es una vida de desolación.  La renunciación es un total disgusto por la vida animal de la carne.  Y también es la ausencia total de ego.  Una vida de verdadera renunciación es una vida que vive en el mundo pero no obtiene sus valores del mundo.
 

¿Estás cansado de ser quien eres?
¿Lo estás?
Entonces dale a Dios por primera vez
la oportunidad de cuidar de ti.
Dios fácilmente puede cuidar de ti
y sin duda lo hará.
Sólo tienes que darle la oportunidad.

 


 

 

3 de agosto

 

Repito el nombre de Dios, no porque crea que repitiendo Su nombre podré destapar los oidos de Dios, sino porque  cada vez que repito su nombre Le veo en diferentes formas de belleza interna.

Las manifestaciones de la devoción son la sencillez, la espontaneidad, la belleza y la pureza.  Las manifestaciones de la devoción son los intensos y devotos sentimientos de uno por su objeto de adoración y la consagrada unicidad de uno con su Piloto Interno.
 

Escucharé Tu mandato, lo haré.
Volaré y volaré
en Tu Cielo .
Tú eres
mío, eternamente mío.
Eres la riqueza de mi corazón.
 Por Ti verteré lágrimas
en la noche .
 Por Ti sonreiré con luz
al amanecer .
Por Ti
Amado , por Ti, sólo por Ti.

 


 

 

4 de agosto

 

Seis palabras que concluyen todo: “Señor, sólo Te amo a Ti.”

Ando por el sendero del amor, la devoción y la entrega.  Primero Le ofrezco mi amor a Dios, luego Le ofrezco mi devoción a Dios y finalmente Le ofrezco mi entrega a Dios.  Cuando Le ofrezco a Dios mi amor, siento que Él es el único cuyo amor necesito para progresar.  Cuando Le amo, descubro que Él no es otra cosa que mi propio ser, mi existencia más elevada, mi existencia más iluminada.  Normalmente, cuando amamos a alguien, lo que estamos amando es una individualidad y una personalidad diferente.  Pero cuando amamos a Dios, sentimos que Él es nuestra propia Realidad más elevada y más iluminada.
 

Has anclado tu corazón
en el infinito Amor de Dios.
Por eso
no tienes que preocuparte
por nada
en el mundo de los sueños
o en el mundo de las realidades.

 


 

 

5 de agosto

 

La devoción es dedicación.  La dedicación le proporciona al devoto plenitud de sí mismo.  La plenitud de sí mismo es la Infinitud de Dios.

Por favor, no descuides tu gran promesa a Dios.  Antes de venir al mundo, antes de vestir tu envoltura humana, le dijiste a Dios, tu dulce Señor, con toda la sinceridad de que disponías, que participarías en Su Juego Divino.  Él te dijo: “Hijo Mío, cólmame, y cólmate al mismo tiempo a ti mismo en la tierra”.  Tú te sentiste divinamente conmovido; tu alegría no conoció límites.  Dijiste: “Padre, así lo haré.  Que mi promesa llena de alma sea digna de Tu compasivo Mandato”.
 

Mi Señor,
me hiciste feliz
al hacerme Tu servidor.
¿No me harás infinitamente más feliz
convirtiéndome en Tu esclavo?

 


 

 

6 de agosto

 

Amo a Dios por Dios mismo.  Existo en la Tierra para complacerle a Su propia Manera.

En la vida espiritual, el sendero soleado se llama devoción.  Este sendero es sin duda el atajo hacia la realización de Dios.  Es cierto que Dios y Sus misterios están más allá de la comprensión del habla y el intelecto.  Pero igualmente cierto es que Dios es fácilmente accesible a través de la devoción.
 

Mi corazón no se desvanecerá
porque

cuidadosamente he puesto su belleza
en el Corazón de Compasión de mi Señor,
y
alegremente he puesto su fragancia
a los Pies de Salvación de mi Señor.

 


 

 

7 de agosto

 

Vivir una vida consagrada es ser un niño consciente de la Voluntad de Dios.

Un verdadero devoto obtiene enorme alegría cuando siente: “Todo esto soy yo”.  Y obtiene aún más alegría cuando siente: “Todo esto eres Tú”.  Y recibe la mayor alegría cuando siente: "Tú eres el Amo, yo sólo soy el instrumento”.

Quien sigue el sendero del conocimiento Le dice a Dios: “Padre, Te quiero”.  Quien sigue el sendero de la devoción le dice a Dios: “Padre, Te necesito”.  El primero Le dice a Dios: “Padre, yo Te tengo”.  El segundo Le dice a Dios: “Padre, Tú me tienes”.
 

Mi Señor Supremo
dame la capacidad
de mirarte en cada momento
y no sólo
cuando a mí me gustaría mirarte.

 


 

 

8 de agosto

 

Respira cada día una oración a Dios con toda tu alma.  Entonces puedes llegar a ser insomnemente fiel a la Luz-Visión de Dios.

En el sendero soleado, como en otros senderos,  el devoto aprende que no importa cuanto reza y medita sino cómo reza y medita.  Si reza y medita en el Supremo con sinceridad y sin reservas, está meditando y rezando diez veces en una.
 

Cuando rezo
me arrodillo
devota y secretamente.
Cuando medito
levanto mi corazón
fervorosa y perfectamente.

 


 


9 de agosto

Mi única responsabilidad es satisfacer la Voluntad de Dios.

Un devoto aspirante, como todo el mundo, tiene sus necesidades.  Pero sus necesidades siempre son vistas junto al Amor y la Compasión de Dios.  Un verdadero devoto ha llegado a comprender que no ama a Dios para satisfacer sus propios deseos humanos sino para satisfacer a Dios a la propia Manera de Dios.  Para una persona que no aspira, la vida es un castigo, una pura tortura.  Para un alma aspirante, cada momento en la vida es una oportunidad para la auto-iluminación y la satisfacción de Dios.  En el camino soleado de la devoción, el aspirante sabe que, de la misma manera que él está hambriento de la Compasión infinita de Dios, Dios está hambriento de su sentimiento constante de unicidad consciente con Él.


Dije lo que tenía intención de decir:
“Mi Señor es todo Compasión”
Tenía intención de decir lo que dije:
“Sin duda me convertiré en
un perfecto instrumento de Dios”.

 


 


10 de agosto

Si pides siempre la bendición de Dios, Él te enseñará cómo hacer tus tareas internas.

A un niño no le importa saber lo que su madre es.  Sólo quiere la constante presencia amorosa de su madre junto a él.  Similar es el sentimiento del devoto por su Señor.  Muchos salen a su paso para ayudarle a lo largo del viaje de su vida, pero a él no le interesa su ayuda.  Sólo la Gracia de Dios es su ayuda y su refugio.  Las torturas del infierno son demasiado débiles para atormentarle si él está allí con su Señor; su vida en el infierno es una vida de perfecta dicha.  Sus sufrimientos y tribulaciones en el Cielo no conocen límite si su Señor no está allí junto a él.
 

Anhelo y suspiro por Vos.
Cada día me convierto
en semilla de amor,
planta de devoción,
árbol de entrega.
Oh Señor, no te olvides de mí
en mi externo deambular sin rumbo
por todas partes.
Oh Señor, haz de mi corazón peregrino
el viajero del descubrimiento de sí mismo
el emperador de la maestría en la vida.

 


 

 

11 de agosto

 

La devoción intensifica el hambre interna del buscador, purifica su avaricia externa y consolida su perfección integral.

A diferencia de los demás, un devoto siente sinceramente que no tiene más posesión que su deseo de Dios.  Este deseo es su joya.  La Joya de Dios es Su propia Gracia.  Al ofrecerle su joya a Dios, el devoto amarra a Dios.  Al darle Su Joya al devoto, Dios lo libera y lo colma.
 

Dios y yo hemos desempeñado
nuestros
papeles respectivos.
Yo he hecho más profunda
mi fe en Él.
Él ha reconfortado completamente
mi corazón.

 


 

 

12 de agosto

 

La tortura de mi antiguo miedo está siendo ahora transformada en el éxtasis de mi corazón.  ¿Cómo? Precisamente en virtud de mi purísima aceptación de Dios.

Sólo queremos ser lo que Dios es, o sea, Paz infinita, Luz infinita, Dicha infinita.  No queremos nada del mundo.  Si el mundo nos tortura, nos decepciona o nos malinterpreta, es cosa suya.  Nosotros no esperamos nada del mundo pero esperamos una cosa de nosotros mismos, y esa cosa es que llegaremos a convertirnos en Dios mismo.
 

Yo canto porque Tú cantas.
Sonrío porque Tú sonries.
Porque Tú tocas la flauta
yo he devenido Tu flauta.
Tú tocas en lo profundo de mi corazón.
Tú eres mío y yo soy Tuyo.
Esta es mi única identificación.
Bajo una sola forma
Tú eres mi Padre y mi Madre eternos,
y la Conciencia-luna,
Conciencia-sol que todo lo penetra.

 


 

 

13 de agosto

 

¿Sabes lo que ocurre en realidad cuando rezas con toda tu alma?  Cuando rezas con toda tu alma empiezas a parecerte más y más a tu Amado Supremo.

Cada vez que pensamos en Dios, deberíamos sentir que Él es nuestro Ideal, nuestra Meta.  Al mismo tiempo, tenemos que saber que el objetivo no es ver esa Meta o alcanzar esa Meta.  Nuestro objetivo es convertirnos en la Meta misma.  Dios no espera otra cosa de nosotros.  Él quiere que seamos lo que Él es.  Si este es nuestro objetivo, entonces, cuando pensamos en Dios, cuando rezamos a Dios, cuando meditamos en Dios, Él siente que nuestro pensamiento, nuestra oración y nuestra meditación, son absolutamente correctos, absolutamente divinos.
 

Rezo a Dios para que me conceda
los Pies de plata de Su Luna.
Medito en Dios para que me conceda
el Ojo dorado de Su Sol.

 


 

 

14 de agosto

 

De ahora en adelante, permaneceré siempre consagrado a mi vida interna.

Piensa en el Supremo.  Sentirás que tu vida tiene algún significado.  Medita en el Supremo.  Sentirás que Dios te necesita.  Ofrécete al Supremo.  Sentirás que el Supremo ya ha ofrecido Su Hálito de Vida y Su Existencia misma a ti, al buscador en ti, para toda la Eternidad.
 

¿Quieres oír
lo que dices mientras duermes?
Dices que amas sólo a Dios
y necesitas sólo a Dios, a nadie más.

 


 

 

15 de agosto

 

Cuando pronuncias el nombre de Dios, las cualidades divinas de Dios –pureza, paz, amor, dicha y muchas otras– entran de inmediato en ti.

Dios es mi experiencia personal.  En Él está la confianza de mi vida.  Conmigo está Su garantía en la vida y en la muerte y más allá del tiempo y el espacio.  Vivo para Dios.  Vivo para servirle con la entrega de mi corazón y la alegría de mi alma.  Él vive para mí.  Vive para obsequiarme con Su Visión todo trascendente y para transformar mi existencia en Su Realidad Celestial.
 

Dulce es mi Señor
porque es conocible.
Más dulce es mi Señor
porque es conocido.
Dulcísimo es mi Señor
porque me invita
a jugar cada día con Él
al escondite.

 


 

 

16 de agosto

 

Un devoto ve un círculo que es Dios.  Entra en el círculo con el llanto de su alma.  Entonces, silenciosamente viene, se coloca en el centro del círculo y se convierte en un árbol de éxtasis.

¡Unidad, unidad, unidad!  Oh Supremo Amado mío, sólo tengo una necesidad: la Unidad.  Seré feliz si mi necesidad de unidad es colmada.  E igualmente seré feliz si mi necesidad de unidad no es colmada.  Seré feliz aún cuando no sea colmada, porque la búsqueda misma, el anhelo mismo de unidad contigo, mi Origen, me proporciona abundante alegría, alegría sin límite, alegría infinita.  Déjame tener esta insaciable sed, esta sed de unidad consciente y constante contigo.
 

Oh corazón mío,
corre en la
infinita inmensidad de Dios.
Oh alma mía,
remóntate más allá, mucho más allá
de los cielos de la luz-conocimiento.

 


 


17 de agosto

El egoísmo estropea el fértil terreno de la aspiración y lo vuelve yermo.  Pero la devoción a Dios enciende la llama ascendente de la aspiración, creando en Dios un nuevo mundo para el aspirante y en el aspirante un nuevo mundo para Dios.

Oh Amado Supremo mío, incluso si no satisfaces mi búsqueda de la unidad, no importa.  Tan sólo deja que la llama de mi anhelo de unidad contigo arda por siempre y por siempre dentro de mí.  En el mundo interno, todo lo que tengo eres Tú.  En el mundo externo, todo lo que necesito eres Tú.  Que mi mundo interno y mi mundo externo puedan devenir en uno.  En su unidad alcanzaré la satisfacción, que es la perfección misma.  ¡Unidad, unidad, unidad!
 

Yo pienso en Dios
porque Le necesito inevitablemente.
Dios piensa en mí
porque me ama sin descanso
y sin condiciones.

 


 

 

18 de agosto

 

Anhela algo divino y comenzará inmediatamente a aproximarse hacia ti.

¿Dónde está Dios?  ¿Quién es Dios?  ¿Cómo realizar a Dios?  Todas estas preguntas pueden ser contestadas fácilmente si escuchamos los dictados de nuestra alma.  Con la oración y la meditación podemos sumergirnos profundamente en nuestro interior y escuchar el mensaje constante del alma, y desde el alma el mensaje perenne de la luz, la verdad y la dicha.  Mediante nuestra oración y meditación podemos encarnar la paz, la luz y la dicha en medida infinita, y entonces, igual que el alma, podemos disfrutar también la Inmortalidad aquí en la Tierra, como ya la disfrutamos en el Cielo.
 

Mi Señor
todo mi ser
se muere por asir Tus Pies
como su única satisfacción.

 


 

 

19 de agosto

 

El hombre ama y espera amor a cambio.  Un devoto ama, pero ama a los seres humanos por amor a su dulce Señor que habita en todo.  Su amor respira en la humildad, en la alegría espontánea y en el servicio abnegado.

Cuando vivo en mi corazón-universo, siento la constante presencia de mi Amado Supremo.  Por Su ilimitada Generosidad Él aparece ante mí y yo veo Su Rostro.  Lo veo con mis ojos humanos; Lo siento con mi corazón humano.  Le pido a mi Señor Supremo que me conceda Sus constantes Bendiciones.  Él dice que ya me ha concedido Sus Bendiciones infinitas.  Me dice que Le dé lo que tengo y lo que soy, con devoción y pleno de alma, sin reservas y sin condiciones.  Yo le doy lo que tengo y lo que soy: la ignorancia.  Él, con Su infinita Compasión, me da lo que tiene y lo que es:  la Dicha en medida infinita.

 

Si pensamos en Dios sin descanso,
entonces amémosle sin condiciones.
Si amamos a Dios sin condiciones,
entonces pensemos en Él sin descanso.

 

 


 

 

20 de agosto

 

Procura ser una persona que se pregunta cada día por qué está en la Tierra: para ser esclava del hombre, para ser esclava de sí misma o para ser un niño elegido de Dios.  Haz la elección correcta y luego permanece absolutamente fiel a esa elección.

“Si obtienes alegría por verme devotamente una vez al día, por esa alegría te daré setenta sobre cien.  Si obtienes alegría por pensar constantemente en Mí, por esa alegría te daré ochenta sobre cien.  Si obtienes alegría por trabajar fervorosamente para Mí, por esa alegría te daré noventa sobre cien.  Pero, por sentir devotamente, constantemente, fervorosamente e inseparablemente que eres Mío y solo Mío, obtienes el cien sobre cien.”
 

Seis cosas hago cada mañana:
energizo mi cuerpo,
dirijo mi vital,
inspiro mi mente,
abro mi corazón,
obedezco a mi alma,
renuevo mi entrega incondicional
a mi Amado Supremo.

 


 

 

21 de agosto

 

La devoción divina es nuestro impulso interno de hacer algo con la máxima sinceridad, pureza y divinidad.

Mi Amado Señor Supremo, mi Amado Señor Supremo, ¿podré devenir alguna vez un perfecto instrumento Tuyo?

“Mi niño, sin falta, no sólo llegarás a ser un perfecto instrumento Mío sino un instrumento supremamente perfecto a Mi Hora elegida.  ¿Cómo puede la Visión transcendental de Mi propia Divinidad en ti, contigo y para ti fracasar?  No, Mi niño, Mi Visión está destinada a triunfar.

“Pero tú puedes hacer una cosa cada día devotamente y con toda tu alma.  Puedes repetir cientos de veces diariamente: ‘Mi Señor, Tú eres el Todo de la sinceridad de mi mente, Tú eres el Todo de la pureza de mi corazón, Tú eres el Todo del deber de mi vida.’  Esto acelerará nuestra victoria conjunta.”
 

Yo Te obedeceré.
Eso significa que me has dado
la capacidad de obedecerte.
Tengo la capacidad de obedecerte.
Eso significa que Tú estás siempre
en mí y para mí.

 


 

 

22 de agosto

 

Dios, Te amaré sin condiciones.  Dios, Te complaceré eternamente a Tu propia Manera suprema.

Se supone que un aspirante ha de meditar temprano en la mañana y que así lo hace.  ¿Qué es su meditación?  Su meditación es su invocación de la Luz, la Paz y la Dicha.  Es su esfuerzo consciente para no tener nada que ver con la oscuridad, la impureza, la imperfección y la ignorancia que ve a su alrededor.  Él está más allá de eso; está por encima de eso.  Durante la meditación se promete que será puro, que será desapegado, que aspirará constantemente.  La ardiente promesa que se hace es que no dudará de sí mismo, no temerá nada, no será víctima de la impureza y la ansiedad.  Cada día él hace una promesa interna a su alma, a Dios, de que será divino, de que será un instrumento elegido de Dios y escuchará sólo los dictados de su ser interno.

 

Puedes romper todas las promesas
que has hecho a la humanidad,
pero nunca rompas una sola promesa a Dios
si quieres descubrir la Sonrisa de Dios en la Tierra
y revelar el llanto de la humanidad en el Cielo.

 

 


 

 

23 de agosto

 

Mi oración se basa en amar a Dios por Dios mismo.  Mi oración es la destrucción de los errores existentes e inexistentes.

A fin de realizar a Dios, a fin de alcanzar la Meta en lo profundo de nosotros, hemos de renovar nuestra vida cada día y hacerla fresca.  Cada día, por la mañana temprano hemos de revitalizar nuestra vida externa con esperanza dorada.  Esta esperanza no es un sueño ideal; es la precursora de la divinidad que se manifestará en y a través de nuestra naturaleza externa.  Nuestra divina cualidad dinámica, nuestra dorada esperanza, es la que ve el más allá, incluso cuando todavía está a una enorme distancia.
 

Quiero probar al mundo
que aunque mi pasado sólo ha sido mortal,
mi presente y mi futuro
serán absolutamente inmortales.

 


 

 

24 de agosto

 

Un corazón de devoción es más puro que la llama más pura.

Realización de Dios quiere decir constante, consciente e inseparable unicidad con Dios.  Tienes que saber que es algo consciente.  Cuando rezas y meditas, esa es tu aproximación consciente a Dios.  Quizá no alcances la unicidad, pero en ese momento estás intentando recibirle conscientemente.  Normalmente, cuando piensas en alguien, no hay unicidad, pero cuando la unicidad está ahí, obtienes tremendo deleite.  La realización de Dios tiene que ser consciente, constante e inseparable unicidad con el Altísimo.
 

Señor,
incluso si Tú dejas de amarme
yo seguiré amándote,
porque Tú eres
mi único Amado Supremo
de la Eternidad.

Señor,
incluso si dejas de interesarte por mí
yo seguiré sirviéndote,
porque Tú eres
mi único Soberano Absoluto
de la Eternidad.

 


 

 

25 de agosto

 

La devoción es la belleza de un servidor de Dios.

Nuestra vida de perfección interna es nuestro constante recordatorio de Dios como lo altísimo Absoluto y nuestro sentimiento de Dios como lo Absoluto Transcendental.  Nuestra vida de perfección externa es nuestro sentimiento de Dios como lo inmanente, omnipresente Universal.  Cuando pienses en la perfección interna, asciende tan alto como puedas; cuando pienses en la perfección externa despliega tus alas y hazte uno con todas las demás cosas.  Cuando pienses en la perfección interna piensa en Dios dentro de ti como lo Trascendental Absoluto.  Cuando pienses en la perfección terrenal, piensa en Dios como la Conciencia Universal.  Cuando has establecido tu unicidad con la Conciencia Universal, esa es la perfección de tu vida externa; y cuando has establecido la unicidad con la Altura Trascendental, esa es la perfección de tu vida interna.


Hoy has comprendido
que tú también necesitas a Dios.
Mañana comprenderás
que Dios también te necesita
para que llegues a ser otro Dios.

 


 

 

26 de agosto

 

Fácilmente puedes aliviar el dolor de Dios, aumentando un poco más el llanto de tu corazón.

Justo antes de empezar a meditar, di cuatro cosas:  “¡Miedo, sal de mi vida!, ¡Duda, sal de mi vida!, ¡Envidia, sal de mi vida!, ¡Inseguridad, sal de mi vida!  No os necesito y nunca os necesitaré”. 

Entonces todas se alejarán de ti y preguntarán: “¿A quién quieres?” 

Tu responderás: “Sólo quiero meditación; sólo quiero a Dios”.
 

Primero pienso en Dios,
antes que en mí.
¿Por qué?
Porque sólo Dios puede ser
la inspiración de mi pensamiento.

Primero amo a Dios,
antes que a mí.
¿Por qué?
Porque sólo Dios puede ser
la satisfacción de mi amor.

 


 

 

27 de agosto

 

La devoción es nuestra dulzura interna.  La devoción es nuestra intensidad divina.  La devoción es nuestro dinamismo supremo.

Debemos meditar con toda el alma, de manera que podamos aumentar la fe en nuestro Amado Supremo.  Debemos meditar con toda el alma para que nuestro Amado Supremo pueda tener más confianza en nosotros.  La meditación es el camino más efectivo para aumentar la fe del buscador en su Amado Supremo y para aumentar la confianza del Amado Supremo en el buscador.
 

Dulce es mi Señor.
A Él he descubierto como la Verdad Eterna.
Más dulce es mi Señor.
A Él he descubierto como el único Hacedor.
Dulcísimo es mi Señor.
A Él he descubierto como el Disfrutador Supremo.

 


 

 

28 de agosto

 

Cada momento de devoción prepara un bello amanecer y un fecundo atardecer.

Cuando Le rezo al Supremo, rezo con la sinceridad de mi mente.  Cuando medito en el Supremo, medito con la pureza de mi corazón.  Cuando amo al Supremo, amo con el aliento de vida de mi intensidad.  Tres cosas hacemos: rezamos, meditamos y amamos.  Cuando rezamos, meditamos y amamos, todo está hecho.
 

Reza de corazón,
reza sin descanso.
Dios está llamado a oír
incluso tu tenue
y vacilante oración.

 


 

 

29 de agosto

 

Un corazón de devoción es más sabio que el más sabio.

La mente es muy engañosa.  Con esta mente engañosa no podemos hacer nada sinceramente.  Pero si podemos rezar con sinceridad lo conseguiremos todo.  El corazón está cubierto de  debilidad, basura, desperdicios.  Por eso no permanece puro.  Pero si podemos meditar con un corazón puro, lo conseguiremos todo.  Y si podemos amar al Supremo con el aliento de vida de nuestra intensidad, el Supremo es capturado para siempre.
 

Así como el Rostro de Dios
y Su Gracia
son inseparables,
quiero que mi corazón
y su clamor
sean inseparables.

 


 

 

30 de agosto

 

La fervorosa permanencia de la pureza vive en la devoción.

La devoción es la cualidad intrépida de nuestra alma.  Devoción no significa suplicar a alguien.  Devoción significa servicio dedicado al niño divino en nosotros.  Significa intensidad; la intensidad que nos hace sentir uno, no la intensidad que nos separa y nos frustra.  Devoción significa entrar en la parte superior de nuestra propia existencia.  La devoción es el sentimiento más dulce en nosotros, el sentimiento de unicidad con algo más elevado y más profundo en nosotros.  Es la conexión más íntima con nuestro mejor ser, nuestro ser más puro, más elevado, más noble y más profundo.  Es el más dulce conocimiento de la Verdad.
 

En el momento culminante de su triunfo terrenal,
él fue al Cielo
con el llanto más fervoroso de su corazón
para sentarse a los Pies de Compasión de Dios.

 


 

 

31 de agosto

 

La devoción es el secreto de los secretos.  Te permite establecer la más dulce y más íntima conexión con Dios, el cual te pertenece enteramente.

En la vida espiritual, si uno quiere progresar rápido, quisiera decirle que la devoción es la única respuesta.  Si hay devoción en todo el ser, uno puede beber cada día el néctar en su despertar espiritual, en su disciplina espiritual y en su realización espiritual.  Es la devoción lo que nos da dulzura en nuestra vida y nos lleva a la Fuente del Néctar inmortalizador de la vida.

 

Cuando amas con devoción,
eres divinamente grande.
Cuando te entregas con devoción,
eres divinamente bueno.
Cuando rezas con devoción
eres supremamente grande.
Cuando meditas con devoción
eres supremamente bueno.
Devoción, devoción, devoción.