Abril: Pureza

 

1 de abril

 

La pureza es mi divinidad escondida.

¿Cómo ser puro? Podemos ser puros mediante el auto-control. Podemos controlar nuestros sentidos. Es increíblemente difícil pero no es imposible. El león hambriento que habita en nuestros sentidos y el tigre hambriento que vive en nuestras pasiones, no nos van a abandonar por el mero hecho de que repitamos el pensamiento “controlaré mis sentidos, conquistaré mis pasiones”. Este planteamiento no es de ningún provecho. Así como tampoco es aconsejable pensar siempre en nuestra impureza y cavilar sobre ella. Si meditamos en el lado positivo, es decir en la luz, entonces la luz va a descender en nosotros. Lo que debemos hacer es fijar nuestra mente en Dios. Para nuestro asombro total, el león y el tigre de la impureza, ahora domados, nos abandonarán por decisión propia. Fijar nuestro cuerpo, mente y corazón en el Divino es el planteamiento correcto. Cuanto más cerca estamos de la luz, más lejos estamos de la oscuridad.
 

Tus sueños más dulces
están fundados en
el corazón-unicidad de la Pureza.


 

2 de abril

 

Observad el milagro de una gota de veneno y una gota de pureza. La primera envenena la sangre en tus venas. La segunda purifica el alma humana en tu cuerpo.

La pureza no viene toda de golpe. Requiere su tiempo. Debemos profundizar y abandonarnos con fe implícita en la contemplación de Dios. No necesitamos ir a la pureza. La pureza vendrá a nosotros. Y la pureza no viene sola; trae consigo alegría permanente. Esta alegría divina es el único propósito de nuestra vida. Dios sólo se revela plenamente y se manifiesta sin reservas cuando tenemos esta alegría interior.
 

Invita a la vida de pureza
con la fuerza de tu sinceridad.
Invita al hálito de la divinidad
con la fuerza de tu vida de pureza.


 

3 de abril

 

El hálito de la pureza es el campo. La certidumbre de la divinidad es el arado. La Sonrisa inmortal de la Inmortalidad es el labrador.

Tienes que aspirar a la pureza en el denso plano físico. El plano físico en ti es lo que necesita una transformación radical y, para eso, lo que necesitas es la pureza física. La pureza en el físico sólo puede establecerse haciendo descender la luz de lo alto al plano físico y a la conciencia vital inferior, especialmente por debajo del ombligo. ¿Cómo puedes hacerlo? Mediante la constante oración elevadora y el constante clamor interno por la luz. La luz y la oscuridad no pueden estar juntas; es imposible. Igualmente, la pureza y la impureza no pueden estar juntas. Deberías meditar en la Luz trascendental. Cuando la luz desciende en tu ser vital emocional y en tu cuerpo físico, entonces, automáticamente, espontáneamente, la luz purificará los mundos conscientes y los mundos inconscientes o inferiores en ti.
 

Un corazón de pureza
tiene siempre la capacidad
de brillar como las cumbres
blanco-nieve y azul-dorado
de la montaña de aspiración.


 

4 de abril

 

Si puedes mantener pensamientos puros en tu mente durante el día, serás bendecido por la noche con la compañía de los ángeles.

En nuestra vida cotidiana, muy a menudo pasamos por lugares y gentes que son muy impuros. Una persona espiritual, al caminar por la calle, puede sentir tremenda impureza en un sitio determinado donde tal vez una persona ordinaria no advierte nada en absoluto. Uno puede ser fácilmente atacado por la impureza de otros. La única manera de prevenirlo es energizarnos con el poder de nuestra alma. El poder del alma está siempre alerta y puede venir fácilmente a socorrernos.
 

Oh pureza,
por el sonido mismo de tu nombre
cualquier cosa que esté atacándome
se debilita
y mis propias buenas cualidades
afloran a la superficie.


 

5 de abril

 

Cuando somos puros podemos recibir la paz, la luz, la dicha y el poder divino en abundancia. Cuando podemos mantener nuestra pureza, la paz, la alegría, la luz, la dicha y el poder pueden alborear sobre la tierra.

La pureza es la luz de nuestra alma expresando su divinidad a través del cuerpo, el vital y la mente. Cuando somos puros, lo ganamos todo. Si podemos retener nuestra pureza, nunca perderemos nada que merezca la pena mantener. Tal vez hoy tenemos grandes pensamientos o gran poder interno, pero estamos destinados a perderlo mañana si no somos puros. La pureza es el Hálito del Supremo. Cuando la pureza nos abandona, el Hálito del Supremo también nos abandona y quedamos solamente con nuestro hálito humano.
 

Purifico mi cuerpo
cantando el nombre de Dios.
Purifico mi vital
sirviendo a Dios.
Purifico mi mente
vaciándola para Dios.
Purifico mi corazón
meditando en el Amor-Compasión de Dios.



6 de abril

Que no pierda ni un ápice de la pureza de mi corazón devoto, ya que la pureza es el camino más seguro y más corto para alcanzar mi meta última, la unicidad completa con mi Señor Supremo.

La pureza es como un imán divino. Atrae todas las cualidades divinas hacia nosotros. Cuando tenemos pureza, el mundo se llena de orgullo en nosotros. Si la Madre Tierra alberga una sola alma pura, su alegría no conoce fronteras. Ella dice: “Aquí, por fin, hay un alma en la que puedo confiar”.
 

Simplifica tu vida,
purifica tu corazón,
multiplica tu amor a Dios.
¡Mira!, Dios está reclamándote
como verdaderamente Suyo.


 

7 de abril

 

Seamos puros y entonces inmediatamente aprenderemos que sólo pertenecemos a nuestro Amado Supremo, para siempre y para siempre.

Si queréis tener más pureza, podéis hacer este ejercicio espiritual, que es sumamente efectivo. Todos conocéis el significado de AUM, el nombre de Dios. Para empezar, el domingo repetid cien veces este nombre sagrado; el lunes doscientas; el martes trescientas; el miércoles cuatrocientas; el jueves quinientas; el viernes seiscientas; el sábado setecientas. A continuación, el domingo siguiente bajaréis a seiscientas; el lunes a quinientas; y así sucesivamente, a cuatrocientas, trescientas, doscientas y cien. Si queréis establecer la pureza a todo alrededor, dentro y fuera de vosotros, este es el ejercicio espiritual más efectivo.
 

La divinidad
de un corazón de pureza
ha de ser siempre buscada
e invitada.


 

8 de abril

 

Un corazón de pureza es el autor de nuestra floreciente fe.

La oración es pureza. Purifica nuestra mente. La mente siempre es propensa a las dudas, al miedo, a las preocupaciones y las ansiedades. Siempre es asaltada por pensamientos incorrectos, por movimientos erróneos. Cuando rezamos, la purificación tiene lugar en nuestra mente. La pureza aumenta nuestra receptividad de Dios. De hecho, la pureza no es otra cosa que receptividad de Dios.
 

Cada pensamiento impuro
es famoso por su infamia
en el mundo interno,
y es enviado inmediatamente
a un implacable exilio
por la voluntad adamantina de la pureza.


 

9 de abril

 

Somos nosotros quienes podemos escoger jugar con la pureza o con la impureza. El jugador es el amo del juego, y no viceversa.

La limpieza externa puede servir de gran ayuda y asistencia a la pureza interna. Si nos damos una ducha y nos ponemos ropa limpia y fresca, ya estamos permitiendo que nos rodeen las cosas puras y divinas. Entonces nos será más fácil impedir que entren en nosotros las fuerzas no divinas, hostiles, del plano vital inferior, y mantener nuestra mente y vital puros y divinos.
 

Mi Señor
Tú me has dado la capacidad de llorar.
Mi Señor,
Tú me has dado la capacidad de sonreír.
Ahora, por favor, dame la capacidad
de tener pureza dentro de mi llanto
y belleza dentro de mi sonrisa.


 

10 de abril

 

Con su pureza, el buscador progresa considerablemente. Su corazón es puro, su existencia misma es pura; por eso puede progresar de la forma más satisfactoria.

Sin la pureza no podremos lograr nada sustancial en la vida espiritual, ni mantener lo poco que hallamos conseguido. Pero si tenemos pureza, podemos tener todas las cualidades divinas en medida ilimitada. Si tenemos pureza ilimitada, nuestros logros internos pueden durar para siempre. Pero, a menos y hasta que hayamos establecido una pureza consistente en medida ilimitada, la realización de Dios permanecerá en la lejanía.
 

Si te postras cada día
en el altar de pureza de tu corazón,
tu vida será inundada
de Estrellas-Visión de Dios.



11 de abril

Si quieres guía, mira hacia arriba con un corazón puro.
Si quieres guía, mira hacia dentro con una mente libre de dudas.

¿Cómo llegamos a ser puros? Una manera de obtener pureza es juntarnos con personas espirituales, con personas pura. De ellas obtendremos inspiración y guía. Otra manera es pensar conscientemente que somos niños, niños divinos. Si sentimos que somos niños divinos, sabemos que hay Alguien que cuidará de nosotros. ¿Quién es ese? Nuestro Padre divino. Un niño no tiene sentido de impureza. Es siempre puro. Si podemos sentir siempre que somos niños divinos, nuestro sentido de impureza desaparecerá, y nuestra alma nos dirá espontáneamente lo que es mejor para nosotros. Y dentro de ese mensaje, la pureza irá apareciendo.
 

Si tienes la capacidad
de desarrollar un corazón puro,
Dios sentirá la necesidad
de concederte un don supremo:
te brindará a Sus hijos-santos
para jugar juntos.


 

12 de abril

 

Porque tienes un nuevo corazón, serás el poseedor de nuevas experiencias de Dios.

Seamos puros. El Supremo nos amará. Si no hay pureza en la vida interna o externa del aspirante, entonces no es mejor que un animal. Sin pureza no puede retener ninguno de los regalos espirituales que recibe. Todo desaparecerá y todo frustrará al buscador cuando le falta la pureza. Pero si está inundado de pureza, todas las cualidades divinas entrarán en él antes o después. Cantarán en él, bailarán en él y harán de él la persona más feliz de la tierra. Y, al hacerle feliz, estas cualidades divinas encontrarán su propio y verdadero cumplimiento.
 

Lo sé.
Si llego a ser puro,
absolutamente puro,
mi Señor Supremo
me convertirá en un ángel
productor de Su propia melodía.


 

13 de abril

 

En la vida espiritual, la pureza es tan esencial como nuestro aliento de vida mismo, y Dios nos da la pureza sólo cuando sentimos que Él es nuestra única necesidad.

La pureza exige que tengas un cuerpo limpio, pero la verdadera pureza física se halla en el corazón. Tienes que establecer un templo interior en tu corazón. Este templo es el recordatorio constante del Piloto Supremo en ti. Cuando piensas constante y espontáneamente en el Piloto Supremo sentado dentro de ti, en las cavidades más íntimas de tu corazón, comprenderás que esta es la pureza más elevada.
 

La belleza es de varios tipos
pero la belleza de la pureza
siempre permanecerá
inigualable.


 

14 de abril

 

Donde la vida es pura, la inspiración y la aspiración son también puras.

Si falta la pureza en el plano físico, el éxito completo, la manifestación plena de Dios, no puede consumarse. Puedes tener un triunfo espiritual parcial, pero incluso ese triunfo parcial en la vida te decepcionará muchísimo si la pureza no se ha establecido en tu naturaleza.
Has de establecer la pureza en los planos físico, vital y mental, –en todas las partes de la naturaleza externa. Entonces, cualquier cosa que hagas, cualquier cosa que seas, cualquier cosa que poseas, estará llena de pureza. La pureza no es algo débil y negativo; es algo dinámico y lleno de alma. Es algo que está alimentado constantemente por la Energía infinita y la Voluntad indomable, adamantina del Supremo.
 

Antes de que Dios te conceda
la liberación,
tendrás que pasar
su chequeo de pureza.


 

15 de abril

 

Si quieres ver los tesoros ocultos de tu corazón, ve primero las Huellas de Dios en la nieve de la pureza de tu corazón.

La mera pronunciación de la palabra ‘pureza’ puede ayudar a cambiar la vida externa del aspirante, así como su vida interna. Repite la palabra ‘pureza’ ciento ocho veces cada día, con tu mano derecha colocada sobre el ombligo. Verás entonces que entrará en ti abundante pureza y fluirá a través de ti. Cuando eres puro ves el mundo con otros ojos. Verás la belleza florecer rápido en el mundo. Verás la perfección crecer rápido en el mundo.
 

¿Qué ha hecho por mí
la pureza del alma?
Me ha ayudado en abundancia
a difundir mi amor-unicidad
aquí, allí y en todas partes.
Intenta conseguirla.
Tú también triunfarás.



16 de abril

Para amar a Dios necesito una cosa: el hálito de la pureza.

Dulce, más dulce, dulcísima es la pureza. Cuando ves la pureza en ti, eres puro. Cuando sientes la pureza dentro y alrededor de ti, eres más puro. Cuando te vuelves pureza dentro y fuera, eres lo más puro. En realidad, cuando llevas una vida impura, matas a tu ser interno. Pero cuando llevas una vida pura, aceleras el viaje de tu alma. Tu alma y tu vida externa obtienen su mayor oportunidad cuando la pureza está establecida totalmente en tu vida.
 

Si alimentas
tu pureza interior,
tu divinidad exterior
florecerá.


 

17 de abril

 

Un corazón puro puede disfrutar el amor de Dios durante un segundo efímero, pero el amor de Dios disfruta de un corazón puro para siempre y para siempre.

La pureza es como un músculo que puede desarrollarse con el ejercicio y la práctica. Necesitas muchos años de práctica, y también la Gracia de Dios. Si intentas conseguir la pureza, ciertamente lo lograrás. Si no es hoy, será en diez años o en la próxima encarnación. La pureza total en el físico, en el vital y en la mente, requiere su tiempo. Estás clamando por la pureza en el corazón. Puede que la obtengas en unos días o, digamos, en unos meses. Pero lograr la pureza en la mente lleva más tiempo. En el vital es aún más difícil. En el físico, sólo Dios sabe cuantos años harán falta. En comparación, es mucho más fácil obtener la pureza dentro del corazón. El alma siempre es pura; si te identificas con el alma, eres todo pureza.
 

Oh pureza, te amo,
pues cuando te adelantas,
creas la unicidad de la belleza
y la plenitud de la divinidad.


 

18 de abril

 

Haz nuevos amigos internos, en especial la pureza de tu corazón y la divinidad de tu alma.

Tener experiencias sin la fuerza de la purificación es como vivir en la parte más peligrosa del bosque. Esto no significa que la experiencia deba esperar siempre a la completa purificación. Lo que se necesita realmente es un buen entendimiento y una relación verdadera entre la creciente experiencia y la creciente purificación.
 

Si puedes purificar
la cantidad de tu mente,
serás capaz de intensificar
la calidad de tu corazón
y satisfacer el hambre de Dios dentro de ti.


 

19 de abril

 

Es cierto que sólo mi corazón de pureza puede ver el Rostro de Dios. Es igualmente cierto que mi corazón de impureza no es ignorado por Dios. Al contrario, la impureza de mi corazón está bajo el buen cuidado de la Compasión constante de Dios.

Una prueba suprema tiene lugar entre la pureza y la impureza en nuestra naturaleza. El agua es agua, pero algunas aguas nos pueden enfermar si las bebemos, mientras que otras nos refrescan y nos dan vida. La Verdad ve si el buscador quiere el agua más pura o no. Cuando está plenamente convencida de que nuestra promesa es absolutamente sincera, de que incluso cuando no obtengamos de inmediato la luz interna no volveremos a la falsedad, de que nuestra elección es la luz y nada más, entonces, la Verdad desalojará totalmente a la falsedad.
 

Mi corazón de pureza
es el regalo impagable
de mi Supremo Amado Absoluto.


 

20 de abril

 

La vida de unidad de la pureza es la esperanza trascendental del mundo.

Hay dos cualidades que necesitamos sobre todo. Una es la pureza y otra es la unicidad. Por supuesto, pureza y unicidad son inseparables. La pureza se halla en el plano externo de la conciencia y la unicidad en el plano interno. Si queremos ir del plano externo al plano interno de la conciencia, primero desarrollaremos la pureza, y desde la pureza entraremos en la unicidad. Pero si queremos venir desde dentro hacia fuera, lo cual también es correcto, comenzamos por la unicidad; y cuando hay unicidad, la pureza ya está presente. La unicidad no puede ser separada de la pureza.
 

La impureza divide;
la pureza une.
Dios, siendo puro, es Uno;
Él es el Canto de Unicidad de Su Corazón
en la Danza de Plenitud de Su Vida.



21 de abril

No hay nada tan puro como la aspiración del corazón.

Para tener pureza mental necesitamos una tremenda aspiración. La pureza está en el plano externo, pero una vez que ha sido establecida, podemos establecer la unicidad con nuestro ser interno. Entonces seremos perfectos.
Cuando tenemos unicidad en el ser interno y pureza en la vida externa, automáticamente obtenemos la capacidad para la manifestación y devenimos en perfectos instrumentos del Supremo. En ese momento, no sólo estamos con el Supremo y para el Supremo, sino que somos el Supremo. Esto es lo que la unicidad puede decirnos y nos dirá.
 

Tu aspiración nacida de la pureza
podrá jugar sin duda
con el Rostro sonriente de la Divinidad de Dios.


 

22 de abril

 

La fe y la pureza son la salida del sol en el corazón de un buscador.

La pureza es la luz de nuestra alma expresando su divinidad a través del físico, el vital y la mente. Pureza significa seguir los dictados de nuestro Piloto Interno sin permitir que las fuerzas no-divinas entren en nosotros. Siempre que hay escasez de pureza, hay oscuridad, y la oscuridad es la pionera de la muerte. Lo que hoy llamamos oscuridad, mañana es muerte para nosotros. La pureza es lo único que puede sostener nuestra divinidad. Si no hay pureza, no hay certeza. Si no hay pureza, no hay espontaneidad. Si no hay pureza, no hay fluir constante de la divinidad dentro de nosotros.
 

La pureza tiene la capacidad
para destruir de inmediato
la inseguridad y el orgullo.
La pureza tiene la capacidad
para crear de inmediato
la unicidad con
la Voluntad Trascendental de Dios.


 

23 de abril

 

En primer lugar ten pureza; sólo así, nunca estarás falto de energía.

Cuando uno ha establecido la pureza, especialmente en el plano vital, mucho, mucho se ha conseguido en su vida interna y externa. En la pureza humana reside la altísima Divinidad de Dios. La pureza del hombre es el Hálito de Dios. Si tenemos pureza, lo tenemos todo. La pureza es un poder tremendo. Con la pureza podemos lograr cualquier cosa. Pero, si perdemos nuestra pureza, aunque tengamos poder, riqueza o influencia, nos derrumbaremos, podemos caer fácilmente.
 

Ayer luché con Dios
con mi aliento de impureza.
Hoy estoy bailando con Dios
con mi corazón de pureza.


 

24 de abril

 

Mi corazón de pureza siempre revela la promesa oculta de mi alma a mi vida.

Tenemos que inhalar la pureza del mismo modo que inhalamos el aire durante la meditación y las actividades cotidianas. Hemos de pensar conscientemente en la pureza. Tenemos una existencia interna y otra externa. Nuestra existencia interna va a quedar ahogada cuando nos es imposible inhalar pureza. El Ser Cósmico, el Ser Universal, siempre está deseando suministrarnos pureza en medida infinita. Si la pureza no se establece en nuestra vida interna, nuestra vida externa está destinada a fracasar antes o después. En la pureza, nuestra divinidad puede crecer; en la pureza, nuestra verdadera vida puede florecer y alcanzar su plenitud aquí, sobre la tierra.
 

Porque tu corazón es puro,
el corazón del mundo
se ha vuelto puro para ti.


 

25 de abril

 

Mi mente a menudo se siente perdida cuando ve la pureza, la belleza y la divinidad de mi corazón.

La pureza de pensamiento es sumamente difícil de conseguir. La pureza en la acción externa es más fácil, pero ha de lograrse primero la pureza en el pensamiento. ¿Cómo podemos lograr la pureza en la mente, en nuestros pensamientos y en nuestras ideas? Podemos lograrla fácilmente si sentimos que no somos el cuerpo sino el alma. La palabra ‘alma’ trae de inmediato pureza abundante a nuestra mente. La pureza vendrá a nosotros; tiene que venir a nosotros en el momento en que sintamos que no somos el cuerpo sino el alma. Aún cuando no sepamos lo que es el alma, la misma palabra ‘alma’ nos trae a la mente una sensación de luminosidad, de divinidad, de alegría pura. Y estas cualidades divinas espontáneamente dan nacimiento a la pureza.
 

Yo imito.
Quiero que mi mente imite.
¿Qué vamos a imitar?
Vamos a imitar la fragancia de rosa
de mi corazón de pureza.



26 de abril

La pureza es la incesante lluvia de la Gracia omnipotente de Dios sobre las almas humanas aspirantes.

Correr ayuda al buscador considerablemente a establecer la pureza. Si cada vez que inhala puede recordar o repetir, tan sólo una vez, el nombre de Dios, o ‘Supremo’, o cualquier nombre divino o forma divina que venga a su mente, ese pensamiento espiritual incrementará su pureza. O bien se transformará en pureza dentro del corredor, o bien le concederá pureza.
 

Un corazón de pureza es
un tesoro interno
nuevamente adquirido.


 

27 de abril

 

La pureza de tu corazón puede calmar fácilmente la tormentosa agitación de tu mente.

Cada día, a fin de perfeccionar tu vida emocional, tienes que hacer descender la pureza a tu sistema. Esta es la pureza de la unicidad. Comienza por tu unicidad con el alma; luego intenta establecer tu unicidad con el corazón, luego con tu mente, luego con tu vital y luego con tu cuerpo. Lo que deberías hacer primero es entrar en la perfección del alma y luego llevarla al corazón. Siente que has entrado en el río de perfección y estás fluyendo desde el alma hacia el corazón. Y siente que tu aspiración es la velocidad del río. Cuando has llegado al corazón, si sientes que necesitas un pequeño descanso porque has cubierto una gran distancia, puedes permanecer en el corazón durante unos días o unos meses.
 

La fragancia de pureza de mi corazón
va mucho más allá
del territorio-impureza de mi mente.


 

28 de abril

 

La mente no es mala. Sencillamente, hazla pura. Podrás disfrutar de la fragancia- pureza de la verdad.

Para seguir estableciendo la pureza de la unicidad, cuando te sientas de nuevo con energía, utiliza tu semilla-aspiración y el río de perfección comenzará a fluir hacia tu mente. De nuevo, si sientes que has cubierto una distancia considerable y necesitas un descanso, puedes esperar allí indefinidamente. Luego, desde la mente, comenzarás tu viaje hacia el plano vital, y desde allí irás al plano físico. Si puedes viajar de tu alma a tu cuerpo, lograrás la perfección en tu vida cotidiana, en todas las esferas de tu vida. Tienes que comenzar desde la fuente, el alma.
 

Su amanecer-meditación
Ha limpiado la impureza
de la ciudad de su mente.


 

29 de abril

 

Cuando tu corazón piensa por ti estás a salvo, ya que Dios siempre está complacido con tu corazón de pureza.

Podemos purificar la mente, ya sea vaciándola, o ya sea invocando la luz de lo alto o de dentro. Podemos considerar la mente como un recipiente. Digamos que el recipiente está lleno de agua sucia, turbia. Sólo si lo vaciamos, tendremos la oportunidad de volver a llenarlo con agua pura. O también podemos considerar la mente como una habitación oscura, una habitación que no ha visto la luz durante muchos, muchos años. Si consideramos la mente como una habitación oscura, vemos que nos hace falta alguien que pueda traer luz a esta habitación. Ese alguien es el alma. Por lo tanto, tenemos que hacer amistad con el alma. Tenemos que invocar a ese amigo tan íntimo que tiene la capacidad de ayudarnos y la voluntad de iluminar todo lo que está oscuro en nosotros. Tenemos que sentir conscientemente que necesitamos el alma igual que necesitamos el cuerpo. Si nuestra necesidad es sincera y genuina, el alma se adelantará e iluminará la oscuridad que tenemos en nuestras mentes.
 

¡No te retrases, no te retrases!
Debes sustituir
la vieja vida de impureza de tu mente
por la nueva vida de pureza de tu corazón.


 

30 de abril

 

Una pureza como la del niño obedece siempre a la voz interior, y si uno obedece a la voz interior puede ser librado de cometer errores.

Siempre debes rezar por la purificación. Todas las fuerzas negativas te atacarán a menos y hasta que estés purificado. Cuando rezas y meditas, primero hazlo conscientemente en la pureza dentro de tu corazón. Cuando la pureza esté bien establecida allí, todas tus fuerzas negativas están llamadas a desaparecer. Finalmente, las fuerzas no-divinas, ni siquiera podrán entrar en ti.
 

Si no desarrollas
más pureza en tu corazón,
tu vida espiritual será
intensamente frustrante.